Ocupación de camas en el Hospital: “Es una lucha día a día”

El secretario de Salud municipal Germán Caputo, habló con Central de Noticias sobre la situación hospitalaria a raíz del alto registro de accidentes durante enero. ¿Qué impacto tiene esta situación en contexto de pandemia?.

En los últimos días aumentó la internación en Cuidados Intensivos (incluye Terapia Intesiva, Terapia Intermedia y Unidad de Cuidados Coronarios). Según los distintos reportes sanitarios emitidos por la secretaría de Salud Municipal, la ocupación en esta área oscila entre el 75% y 80%.

 

Es una lucha día a día, evaluando camas y pases de pacientes de salas”, indicó el secretario de Salud Germán Caputo. Especificó que “en este momento, si bien no hay una gran demanda de pacientes internados en UTI por la patología Covid, tenemos personas infartadas, post quirúrgicos de cirugías grandes, un aneurisma cerebral y sobre todo hay 6 pacientes que han tenido accidentes de tránsito”.

 

El secretario de salud indicó que es una época del año que nosotros ya tenemos estudiado que aumenta la cantidad de accidentes. Los accidentes registrados han tenido la característica que son pacientes que tienen la tendencia a estar en asistencia respiratoria mecánica, es decir necesitan estar con un respirador y entubados, y muchas veces requieren muchos días de internación”.

 

Aseguró que “son ocupaciones que vamos evaluando día a día” y llevó tranquilidad en el sentido que se encuentra dentro de parámetros habituales. Es más, afirmó que “anterior a la pandemia muchas veces hemos tenido el 100% de ocupación y hemos necesitado salir a derivar a otros centros de terapia de la ciudad. Hoy por hoy, la única terapia que está al nivel del Hospital es la de la Clínica María Auxiliadora”.

 

 

No estamos recibiendo pacientes de la zona”


Consultado respecto a la recepción de pacientes de ciudades vecinas, indicó que por el momento “no estamos recibiendo
pacientes de la zona” y explicó que esa decisión la tomo yo personalmente y la tomo en el momento en que nosotros tenemos una opción para ayudar a ciudades vecinas pero sin alterar nuestra capacidad”.

 

Esas son decisiones que pasan por la secretaría de Salud y eventualmente podemos traer a algún paciente que ingresa y se va, es decir, tratamos de ser muy conscientes en que nuestros ciudadanos tengan esa cobertura”.

 

Por último, aseguró que espera “que termine enero” porque “uno está todo el día con el corazón en la boca”. Cree que la “etapa complicada” pronosticada para la primera y segunda semana de este primer mes del año, ya pasó y ahora “teóricamente tiene que empezar a mejorar un poco”.

 

Aunque puede “empeorar un poco en febrero, con el recambio vacacional, pero no creo que llegue a este nivel, porque ahora también estamos soportando las consecuencias de fin de año. Era algo lógico que sabíamos que iba a pasar”.

 

Esperemos que pase rápido enero para poder estar un poquito más tranquilos en febrero. Esperemos que llegue la vacuna y esta pesadilla pueda pasar a la historia, concluyó.