A pesar de la confirmación de inicio, Juntos por el Cambio prepara una protesta por las clases

Convocarán para el 9 de febrero a movilizaciones en plazas de todo el país para “pedir por la apertura de las escuelas” a pesar de que el gobierno nacional ratificó el regreso de las clases presenciales al menos mixtas. También se posicionaron sobre varios temas.


Los principales dirigentes de Juntos por el Cambio convocaron para el 9 de febrero a una protesta en plazas de todo el país para pedir por la “apertura de las escuelas” a pesar de que el gobierno confirmó que las clases presenciales “mixtas” comenzarán el próximo 1 de marzo. También se posicionaron sobre otros temas de agenda, como el pedido de no suspensión de las PASO.

 

La propuesta se discutió durante el “zoom” semanal que realizan los principales dirigentes de Juntos por el Cambio, nucleados en la Mesa de conducción Nacional. La intención es realizar “aulas abiertas” en los principales puntos de concentración de las ciudades para que participen docentes, estudiantes y padres. En la Ciudad de Buenos Aires, por caso, la concentración se hará frente al Palacio Pizzurno, sede del Ministerio de Educación.

 

De la reunión virtual de este lunes participaron Patricia Bullrich y Humberto Schiavoni (PRO), Alfredo Cornejo, Mario Negri, Luis Naidenoff y Martín Lousteau (UCR) y Maximiliano Ferraro y Juan López (Coalición Cívica).

 

Durante el encuentro también se habló sobre las “repetidas violaciones a los derechos humanos” en Formosa, luego de la detención de dos concejales opositoras al Gobierno de Gildo Insfrán. “No podemos permitir que se sigan avasallando las libertades, mientras que el partido de Gobierno halaga la gestión de Insfrán y el Presidente calla”, sostuvieron en un comunicado.

 

Y se volvió a insistir en el rechazo a la eventual suspensión de las PASO, que impulsa el Gobierno nacional a instancia de los gobernadores del peronismo. “Las reglas de juego del sistema electoral no pueden ser modificadas en el mismo año de la realización de las elecciones y menos aún por la voluntad unilateral del partido de gobierno”, indicaron.

 

Las protestas de Juntos por el Cambio se dan en medio de los tironeos por el retorno a las aulas. La Ciudad de Buenos Aires ratificó el 17 de febrero como fecha de inicio, pero recibió la oposición de todos los gremios docentes.

 

En tanto, Nación delegó la decisión en las provincias, que ahora evalúan de qué forma retornar a la presencialidad: en Buenos Aires se espera una jornada mixta entre presencial y virtual, con la asistencia simultánea del 50% de la matrícula. Así, cada estudiante concurrirá dos días a la semana, y el resto del tiempo continuará trabajando de forma remota.