El carnaval en pandemia y la propuesta de Arrebatando Lágrimas

Construcción popular del momo, quema y murgueres en transmisión en vivo, y un trabajo que se desarrollará en todo febrero: “celebraremos febrero con protocolos y con carnaval” indicaron.


Con el inicio de febrero, el carnaval se siente en el aire. En un contexto de normalidad, es un momento donde niños, niñas, jóvenes y no tan jóvenes comienzan a prepararse para el gran carnaval, sea el oficial, barrial o donde toque bailar. Este es un momento particular, y en la particularidad Arrebatando Lágrimas no baja los brazos: es febrero y hay que celebrar, con protocolos y cuidados.

 

Bajo el título “Locura es el carnaval” la agrupación emitió un comunicado en el que destaca que “nuestra agrupación construye carnaval hace 21 años, nos tocó hacer que la fiesta popular vuelva a renacer en la ciudad, nos tocó investigar sobre las raíces del carnaval olavarriense para mantenerlas vivas en cada una de nuestras propuestas estética, nos tocó luchar para que se observe al carnaval como un derecho de participación y de gestión cultural del Estado, nos tocó luchar para que los barrios volvieran a tener carnaval, luchamos el conjuntamente con otras agrupaciones carnavaleras para que deje de estar prohibido…” y hoy “nos toca vivenciar a carnaval en pandemia, con la responsabilidad social que siempre asumió y asume esta agrupación celebraremos febrero con protocolos y con carnaval”.

 

 

En este sentido, comenzaron a realizar intervenciones artísticas, tales como decorar “nuestra calle” con banderines y se vestirán “de fiesta” como acontece todos los años, con y sin pandemia.

 

“El carnaval fue, es y será una celebración comunitaria por eso invitamos a vecinos, actores sociales, murgueres, artistas de carnaval a participar de la celebración”.

 

Comentaron que la murga preparará banderines para que los busques y puedan intervenir el frente de cada una de las casas de los olavarrienses, y además los vecinos y vecinas podrán participar de la construcción del Rey Momo.

 

“Estaremos trabajando los miércoles: acercá tu muñeco, deseo, objeto, vestuario, carta, mensaje, máscara, lo que quieras que construya a Momo. También buscamos materiales, si tenés para donarnos nos vienen muy bien (madera, alambre, diario y cola vinilica o engrudo cocido)”.

 

Tras todo un febrero de construcción, el Rey Momo será quemado el sábado 27 de febrero, “entre saltos, pulso y canto… esta vez solo les murgueres y Momo con transmisión en vivo por redes sociales”.