Paro de ATE por las condiciones de los trabajadores de “Incluir Salud”

La medida es provincial e incluye a la Región IX. El área pasó a integrar el Ministerio de Salud, pero los 270 empleados no percibieron el aguinaldo y ahora les informaron que cobrarán el sueldo con una demora de 20 días. Además, una trabajadora de Pehuajó fue despedida.


Los trabajadores de “Incluir Salud” en el ámbito bonaerense fueron reencuadrados en una dependencia del Ministerio de Salud en 2020, pero eso ha implicado que pasaran a recibir becas, que la Provincia se niegue al pago de la bonificación de aguinaldo en diciembre y el lunes les anunciaron que el sueldo de enero se los pagarán el 22 de febrero, con 20 días de demora respecto de lo previsto.

 

A toda esta situación se sumó el despido de una trabajadora en la localidad de Pehuajó, sin previo aviso y sin causa.

 

Con todo ello, el sindicato ATE declaró el estado de asamblea permanente a principios de esta semana que significó la aplicación de más medidas de fuerza de los 270 trabajadores del área, incluyendo las prestaciones en la Región Sanitaria IX que compone el distrito de Olavarría donde la prestación se brinda en el Hospital Municipal.

 

Central de Noticias dialogó con Lucas Villavicencio, trabajador del Edificio Central de “Incluir Salud” -en La Plata- quien explicó el cúmulo de situaciones se dieron a lo largo del año pasado y derivaron en este conflicto laboral para el cual aún no se ha iniciado ninguna mediación. Es integrante de ATE en la Junta Interna de Trabajadores de dicha sede.

 

“Incluir Salud” está al frente de la “directora Alejandra Wagner y Laura Pereyra que es una de sus asesoras. Desde el día que asumió esta gestión hubo mucha inoperancia en el tema de poder gestionar las prestaciones que reciben los 245.000 afiliados en toda la provincia” afirmó Villavicencio.

 

Comentó que si bien hubo problemas desde el inicio de la nueva gestión, la declaración de la pandemia predispuso a los trabajadores que “bancar y tener paciencia”, aunque pasados los meses subrayó que “nunca pudieron gestionar ni siquiera la medicación ambulatoria que representa casi el 75% de la capacidad prestacional del programa”.

 

“Hoy estamos sin cobertura de salud para los beneficiarios y beneficiarias” enfatizó.

 

En diciembre, con el decreto 856/20 “Incluir Salud” dejó de depender de IOMA y pasó a ser “la Dirección de Inclusión de Acceso a la Salud enmarcado en la estructura del Ministerio y depende exclusivamente del viceministro, Nicolás Kreplak” informó. Con este cambio, los trabajadores que eran “contratados como monotributistas”, fueron reencuadrados como “una beca, anunciaron que era un avance pero no querían pagarnos la bonificación de aguinaldo que nos deben desde diciembre” se quejó. Además, el trabajador expuso que “la modalidad de la beca implica la quita de salarios de $5000 a $6000 del haber mensual”.

 

Con esta alarma ya encendida, Villavicencio añadió que “el día lunes nos enteramos a media mañana que una compañera de la Región II, de Pehuajó la despidieron sin justificativo y de una manera violenta”. Exigieron respuestas, pero no hubo una explicación satisfactoria de este despido con lo que ATE demanda la reincorporación.

 

Ante ello “el lunes comenzamos ahí mismo con la medida de fuerza y desde el martes entramos en estado de asamblea permanente en toda la provincia de Buenos Aires”.

 

Ya con este conflicto declarado, “nos llegó un mail también, de manera violenta e irresponsable, anunciándonos que nuestros salarios correspondientes al mes trabajado de enero lo vamos a percibir el 22 de febrero. Lo que supone una total falta de comprensión y responsabilidad” criticó.

 

El integrante de ATE definió en el cierre que “esa es la situación general que hace que hoy estemos con un conflicto bastante importante. Nadie de la Provincia se ha hecho cargo de esto ni ha dado la cara”.