Alicia Almada: “Espero que se aplique la ordenanza a la brevedad”

La concejala de Renovación Peronista habló con Radio Universidad (FM 90.1) sobre la ordenanza de cupo laboral trans y su implementación tras el veto parcial del Intendente.


La concejala Alicia Almada (Renovación Peronista – Frente de Todos) fue entrevistada por Soledad Restivo para Radio Universidad (FM 90.1). Habló sobre cómo espera que sea la aplicación del cupo laboral trans luego del veto de más de la mitad del articulado de la ordenanza 4.568/20.

 

Almada, quien además es presidenta de la comisión de Género y Diversidad del HCD también hizo referencia a la “esencia de la ordenanza” que garantiza lo establecido en la ley provincial respecto al 1% del total de la planta de empleados municipales para personas transexuales, travestis y transgénero.

 

Indicó que si bien no esperaban el veto de 5 artículos “aun así rescatamos la esencia de la ordenanza de lograr el cupo laboral trans en la ciudad de Olavarría del 1%. Eso está garantizado”. Aunque aclaró que “no gradualmente como lo habíamos propuesto”.

 

 

En este punto, explicó que “habíamos propuesto una gradualidad de ingreso de 4 personas por año”, situación atada directamente al otorgamiento de becas y capacitación “para fortalecer a las personas trans para ingresar a un empleo municipal”.

 

Al vetarse estos dos aspectos, la concejala señaló que de ahora en más estaremos atentos a cómo se va implementando hasta lograr un cupo de alrededor de 25 personas trans, que de acuerdo a la cantidad de empleados municipales es lo que correspondería”.

 

Al quitarse la gradualidad tenemos que observar si esto fue bueno o malo, estará en la buena voluntad del Municipio ir generando los puestos de trabajo.

 

 

Ante la consulta de la periodista sobre si se puede pensar en la buena voluntad ante esta negativa, la concejala indicó que “al estudiar la temática y viendo la realidad de cómo las personas trans han sido tratadas y expulsadas de sus escuelas y hogares, y cómo han tenido que luchar para insertarse en la sociedad de manera informal, estamos seguros de que sin el acompañamiento del Estado esto es doblemente difícil”.

 

Hoy por hoy, una persona trans que quiera inscribirse en el registro de aspirantes “Amancay Diana Sacayán” para ingresar a la planta de personal municipal, deberá acudir a la delegación local del Ministerio de Trabajo.

 

Almada insistió en “ir por la positiva” y apelar también a que la delegación del Ministerio de Trabajo “va a poner todo su arsenal a disposición de las personas trans, que las personas que allí trabajen van a tener la disposición de mantener un nexo con el Municipio. Pensemos por la positiva, no por la negativa. Sino realmente eso nos deja muy preocupados”.

 

Tiene que haber una conexión directa de la delegación local del Ministerio de Trabajo con la Dirección del Políticas de Género y la Dirección de Empleo del Municipio.

 

Por otra parte, aseguró que “técnicamente no se puede reprochar que el decreto se ampara en la Ley provincial” aunque “eso no quita que el Municipio se pusiera la camiseta y aprovechara todo el andamiaje que tiene ya armado a través de la Dirección de Políticas de Género y los múltiples actores sociales que trabajan en ese sentido y que no hace falta nada más que sistematizar esa información en un registro”.

 

En cuanto al rol del Concejo Deliberante afirmó que “la herramienta que nos queda –luego de un tiempo prudencial de echar a rodar este sistema- es realizar pedidos de informes al Ejecutivo para que nos diga cuántas personas hasta el momento han sido empleadas”.

 

Por último, expresó el deseo de “que vayamos viendo a todas estas compañeras trans que lucharon por sus derechos, trabajar en cualquier sector donde se sientan dignificadas en su identidad”.