Incendios en El Bolsón: refuerzan el apoyo y declaran el estado de emergencia

Las llamas se mantienen activas en la zona de la Cuesta del Ternero, en cercanías de El Bolsón, con temperaturas en torno a los 35 grados y una humedad del 10%.


El Gobierno nacional reforzó el apoyo a las tareas de combate del fuego en cercanías de la ciudad rionegrina de El Bolsón, mientras la gobernadora Arabela Carreras declaró el “estado de emergencia y desastre” en la zona, donde ya se quemaron más de 6.000 hectáreas desde el 24 de enero pasado, informaron fuentes del Ministerio de Seguridad de Nación y de la gobernación provincial.

 

Carreras explicó, en declaraciones a medios locales, que las condiciones meteorológicas “son extraordinarias” y queno se veía algo igual desde el año 1964, con altas temperaturas y muy baja humedad, lo que genera un contexto especialmente difícil para la propagación de las llamas”.

 

Se está trabajando en la protección de la vida humana antes que nada, y de las viviendas. El fuego sigue quemando bosque nativo y forestaciones. La situación es preocupante, pero no hay alarma de pérdidas humanas y de infraestructura. Hay cambios climáticos permanentes que nos pueden poner en riesgo, explicó.

 

Por su parte, el director nacional de Operaciones de Protección Civil, Esteban Chalá, se trasladó a Río Negro para prestar apoyo a las tareas de combate al fuego. Viajó junto a un equipo de la dirección, móviles y equipo de comunicaciones para colaborar con el comité de emergencia y asistir a las comunidades de pueblos originarios y otras vulnerables de la zona.

 

 

El refuerzo

 

El refuerzo de Nación tendrá como base operativa el Escuadrón 35 “El Bolsón” de Gendarmería Nacional, fuerza que proveerá apoyo logístico y con quienes coordinarán las acciones a llevar adelante.

 

 

El incendio se mantiene activo en la zona de la Cuesta del Ternero, en cercanías de El Bolsón, con temperaturas en torno a los 35 grados y una humedad del 10%, según Alberto Seufferheld, director del Servicio del Manejo del Fuego (SNMF).

 

“La temperatura y la humedad son ideales para que el fuego pueda propagarse de forma extrema”, detalló Seufferheld, y dijo que para mañana (por este domingo) se espera “un respiro”, cuando las marcas térmicas bajen a 25 grados y la humedad suba a 30.

 

Fuente: Télam