Los precios siguen aumentando y la inflación no se detiene

(*) Por Movimiento Barrios de Pie-Libres del Sur-Olavarría


Estos aumentos vienen para tod@s, aunque lamentablemente los sectores más castigados por la crisis laboral y económica arrastrante de los últimos años del gobierno saliente, ha sido agudizada por un agente externo convertido en pandemia, conocido por coronavirus, y las restricciones empleadas por esta gobernación en menester de intentar mitigar su propagación y pos contagios que terminen con la vida de compatriotas; produjeron una restricción de circulación en aquellos jefes o jefas de hogar, que trabajan y cobran por día, se les coarte la posibilidad de salir, realizar su trabajo y así mantener el plato de comida en la mesa como el cubrir otros gastos.

 

En ese sentido los incrementos son restrictivos y graves en ell@s, ya que impactan negativamente en el acceso a una alimentación saludable y de calidad en nutrientes, necesarias en todas las franjas etarias.

 

Los precios, vienen con aumentos acelerados y descontrolados y en desfasaje con los acuerdos paritarios para quienes aún logran desempeñarse en el sistema laboral formal, pesar más sentido en aquellos que deben continuar en la informalidad.

 

Todos estos incrementos se han implementado aún, con supuestas restricciones que el gobierno nacional impuso a los productos “esenciales”, tomándose como tales a los alimentos y elementos de higiene personal, anunciado así, el 20 de marzo de 2020,y donde resolvían que los importes se retrotraigan al monto de venta que tenían al día 6 de igual mes del mismo año, además afirmaron que utilizarían las herramientas legales a fin de sancionar a los que no cumplieran con esa norma y especulen aumentando la tasación de esos artículos, si alguien conoce alguna sanción al respecto que nos las haga saber, gracias.

 

Claro y penoso es, el aprovechamiento político de la línea gobernante, ya que hemos visto en varios medios de comunicación a concejal@s y militantes, en mercados, “controlando valores de mercado” a modo que, tras la foto divisemos algún sentido de importancia de implementación y cumplimiento de la medida, que como los índices muestran, fue solo ficción.

 

El último lunes el Ejecutivo a través del boletín oficial nos vuelve a “beneficiar” al comunicarnos que extenderá hasta el próximo 31 de marzo el programa de precios máximos, que se enmarcan dentro de la categoría de “precios cuidados”, pero los datos son una bofetada al país en el que viven las mayorías, y no la minoría política enriquecida a base del sobre esfuerzo humano que hace por sobrevivir la clase trabajadora con sueldos que en comparación con la estimación en el encarecimiento de bienes y servicios de múltiples rubros, que parece, buscan emparejar con la cotización de dólar, moneda que va en alza frente a los salarios nacionales que van a la baja, menos sus dietas que rondan las seis cifras.

 

¿A dónde nos quieren llevar?

 

¿Por qué el pueblo debe seguir pagando las deudas absorbidas y generadas por las grandes empresas?

 

Nos dijeron que eran distintos, quizás estaríamos peor, pero no percibimos mejoras.

 

(*) Nos encuentran en redes como @bdpolavarria, tu voz cuenta y nosotros estaremos predispuestos a escucharlos, todos los días es una posibilidad de sumarse. Pongamos los BARRIOS DE PIE.