Berni cesanteó a 400 policías por las protestas: cuál es la situación en Olavarría

Finalmente la respuesta del Ministerio llegó y 400 agentes fueron separados de la fuerza. Al momento en Olavarría no llegaron notificaciones, pero no se descartarían sanciones.


La policía Bonaerense vive días tensos e intensos, con la atención acerca de qué sucederá en cuestión de pocas horas, más precisamente el próximo jueves, fecha en la que está convocada una nueva movilización que se iniciaría en la costa, donde se encuentra reunido el mayor número de agentes por el Operativo Sol, pero que se prolongaría al resto de la provincia.

 

El listado de reclamos supera los 20 ítems, varios los cuales son los mismos estandartes que fueron elevados en septiembre, en la masiva e histórica marcha protagonizada por agentes de la fuerza. Lo concreto es que en las últimas horas esa protesta volvió a ser objeto de atención, ya que el Ministerio de Seguridad bonaerense decidió cesantear a 400 efectivos que fueron partes de la protesta.

 

 

Según publicó DIB, “las líneas de investigación alcanzan a 1.800 agentes y que los cesanteados confirmados hoy pertenecen a una ‘primera conclusión´, por lo que no se descartan más apartamientos”.

 

Se agregó que “los 400 policías que fueron separados de la Bonaerense, no prestarán servicio, cobrarán el 50% de su salario y ‘muy probablemente’ sean dados de baja de la fuerza“. “La medida fue determinada por una resolución firmada por el Auditor General de Asuntos Internos, Darío Ricardo Diaz”, completaron.

 

 

Central de Noticias dialogó con distintas fuentes locales, quienes narraron que al momento no se habrían recibido notificaciones de esta índole en las dependencias locales, aunque debido a lo reciente de la postura será con el correr de las horas que se decidirá la suerte de los agentes que participaron activamente de las protestas. No obstante ello, otros desconfían del listado de ascensos que se dio a conocer semanas atrás, más precisamente en aquellos que no accedieron a un escalafón superior.

 

Lo concreto es que en las últimas horas desde la cúpula local se habrían impartido directivas con respecto al próximo jueves. Las directivas habrían sido claras en cuanto a la no utilización ya sea de patrulleros como uniforme al momento de ser parte de las protestas. Vale destacar que la utilización de la infraestructura de la fuerza para las movilizaciones es un aspecto que es seguido de cerca tanto desde el Gobierno como de la Justicia.