En medio de la polémica, Alberto Fernández se reunirá con la Mesa de Enlace

Será el próximo miércoles, en medio de duros cruces por la posibilidad del aumento de retenciones por la situación de la carne.


El presidente Alberto Fernández recibirá el próximo miércoles a los integrantes de la Mesa de Enlace agropecuaria, en medio de avisos, cuestionamientos y cruces sobre la posibilidad de aumentar las retenciones.

 

A la reunión, prevista para las 15.30, están convocados los dirigentes de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Federación Agraria Argentina (FAA) y Sociedad Rural Argentina (SRA).

 

Las entidades que conforman el agrupamiento gremial del campo se reunieron este mediodía para expresar su “consternación” por los dichos de Fernández, quien ayer aseguró que “si el campo no entiende voy a subir las retenciones o establecer cupos”. En ese marco, amenazó con un cese de comercialización si se toma esa decisión.

 

“La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias manifiesta su más absoluta consternación ante las declaraciones del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, en las que acusa a todos los productores argentinos y al campo en general de ser los responsables del aumento de los precios y los amenaza con implementar un aumento de retenciones o cupos de exportación, dos medidas devastadoras para la producción”, señalaron en un comunicado.

 

En el documento la Mesa de Enlace acusó a Fernández de “amenazarlos públicamente a partir de una acusación sin ningún tipo de fundamento, humillándolos, una vez más, con una actitud que no se condice con su investidura ni con la debida mesura e imparcialidad que debe exhibir la máxima autoridad de la Nación”.

 

El tema había sido instalado la semana pasada por la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, quien señaló que el Gobierno no descartaba subir las retenciones en caso de que aumentaran los precios internacionales del agro y eso se trasladara al mercado interno.

 

Actualmente las exportaciones de soja están gravadas en 33%, y como se trata del tope impuesto por ley, una suba necesita el voto del Congreso. En tanto, el trigo y el maíz pagan 12% y podrían subirse hasta 15% por decreto.

 

Con información de DIB