La Bonaerense tiene 6 mil policías denunciados por violencia machista

El dato fue aportado por el sitio Perycia tras un pedido de Acceso a la Información Pública al Ministerio de Seguridad de la Provincia. Más del 80% de los investigados por Asuntos Internos siguen actualmente en funciones.


En los últimos siete años, uno de cada nueve policías bonaerenses fue acusado de violencia de género. El dato fue publicado por el sitio Perycia, construido mediante un pedido de Acceso a la Información Pública al Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

 

El artículo señala que la policía Bonaerense tiene 6 mil efectivos activos denunciados por violencia machista. Además, el porcentaje de sanciones expulsivas es ínfimo, ya que más del 80% de los investigados por Asuntos Internos siguen actualmente en funciones.

 

“Matías Ezequiel Martínez, el policía bonaerense que hace cuatro días pasó a engrosar la interminable nómina de femicidas, no estaba solo. Otros 5.954 uniformados varones acusados de violencia machista entre 2013 y 2020 lo acompañan en una lista extensa”, indicaron.

 

La cifra es oficial y además da cuenta de lo que pasa cada vez que un agente policial es denunciado por agredir a una mujer. A partir de este hecho, se abre una Investigación Sumarial Administrativa (ISA) en la Auditoría General de Asuntos Internos (AGAI).

 

Sin embargo, más del 80% de los casi 6.000 agresores siguen en funciones, con su arma reglamentaria en su poder.

 

La cifra alarmante

 

Perycia obtuvo hace una semana datos oficiales sobre los sumarios por violencia de género abiertos por la Auditoría General de Asuntos Internos (AGAI) entre 2013 y 2020. Los datos son preocupantes. En esos siete años, se iniciaron 5954 sumarios contra hombres de la Bonaerense: uno de cada nueve teniendo en cuenta los 51.917 hombres que integran la Fuerza (hay unas 29 mil mujeres). En 364 de esos casos, ya tenían medidas de sanción previas.

 

De los 5602 restantes, según los datos proporcionados por el Ministerio de Seguridad, fueron sancionados y expulsados sólo 984. Significa que en este momento 4618 siguen en funciones: más del 80%.

 

Según Asuntos Internos y el área de género del Ministerio de Seguridad, existe un protocolo para investigar las denuncias por violencia de género dentro de la Bonaerense. La norma 2277/12 “para la evaluación y tratamiento del personal” data del año 2012, y habilita a que los hombres denunciados sigan con sus tareas habituales mientras se investiga.

 

Hoy en día, según confían a Perycia fuentes de esa cartera, una investigación exitosa y con perspectiva de género demora alrededor de ocho meses. Aunque es un lapso muy largo para una mujer en potencial peligro, la regla es que sea más tiempo: hay cuatro instructores para abarcar toda la provincia.