Vacunas: La causa, por ahora, está en la fiscalía local y no tiene imputados

En las últimas horas notas periodísticas dieron cuenta que la causa por la pérdida de las dosis de Sputnik pasaba al Fuero Federal. Sin embargo, fuentes consultadas por CdN afirmaron que, por ahora, no hay notificaciones formales de eso y que la investigación sigue radicada en la UFI 10.


El mismo día en el que se inició la tan esperada aplicación de dosis adultos mayores de más de 70 años, las vacunas Sputnik también son noticia pero a partir de versiones y publicaciones vinculadas con la investigación que pretende dilucidar qué y, más aún, quiénes fueron los responsables de que alrededor de 400 dosis debieran ser desechadas por la pérdida de la cadena de frío.

 

Publicaciones periodísticas de medios locales dieron cuenta que la causa pasaría al fuero de la justicia Federal, más precisamente a las manos del flamante juez Gabriel Di Giulio, quien habría requerido la competencia, además de que la instrucción contaría con tres imputados, nada más y nada menos que los directores del Hospital de Oncología, la doctora Silvina Rosende y el doctor Mario Díaz, y al director de la Región Sanitaria IX, Ramiro Borzi.

 

El doctor Gabriel Di Giulio. Foto Colegio de Abogados del Departamento Judicial de Azul.

 

Central de Noticias dialogó con fuentes ligadas a la investigación quienes afirmaron que al momento no se ha recibido  en nuestra ciudad notificación formal de un cambio de competencia en la dirección de la instrucción. Dicho de manera más clara, la investigación por estas horas persiste en la Unidad Funcional de Instrucción 10 que lidera la fiscal Viviana Beytía.

 

Tal como se narró en este portal días atrás, se agregó que por el momento todo se encuentra sujeto al arribo de diversas pericias que fueron requeridas semanas atrás y algunas de las cuales ya se encuentran en marcha, como por ejemplo el análisis de las cámaras de seguridad por parte de especialistas de la policía Federal con base en Mar del Plata. A la par,  restan, entre otras, la pericia al data logger (el dispositivo que realiza el seguimiento de la temperatura de las dosis) y los informes solicitados a la firma que fabricó al freezer donde estaban las vacunas, además de los ministerios de Salud de Nación y Provincia.

 

 

Este detalle no es menor ya que, según se añadió, será recién a partir del arribo de cada una de estas medidas de prueba que se podrá avanzar definitivamente en las responsabilidades. En otras palabras, en las imputaciones. Con ello se explicó que, si bien la causa ya se investiga como “delito contra la salud pública”, al momento no hay nadie acusado formalmente por ese delito.

 

Por último, para ampliar sobre esa cuestión, se añadió que tanto Borzi como Díaz han colaborado en la investigación en calidad de testigos, mientras que la doctora Silvina Rosende es quien denunció los hechos.