Infraccionaron una cervecería y piden la colaboración de comerciantes y clientes

Se constató el incumplimiento de medidas de distanciamiento y protocolos Covid19. Se debió desalojar el lugar y también se dieron complicaciones similares en otros locales.


“Se hace un pedido tanto a propietarios como a clientes para que respeten los protocolos”, se enfatizó desde el área de Seguridad y Control Urbano Municipal ante la consulta de Central de Noticias sobre complicaciones y, más aún, el inicio de infracciones a propietarios de locales de la ciudad por el incumplimiento de medidas de distanciamiento y utilización de barbijos, entre otras irregularidades.

 

 

Desde hace ya un tiempo las salidas nocturnas se encuentran en el centro de una problemática que presenta numerosas aristas. Más allá del recelo con el que es mirado por algunos sectores con respecto al cumplimiento, o más bien el incumplimiento de protocolos, también está la cuestión vinculada con las alternativas o posibilidades para aquellos que quieren salir a comer o tomar algo tras largos meses de cuarentena. Todo sin olvidarse de los intereses y necesidades del sector comercial y así se podría seguir enumerando actores vinculado de una u otra forma.

 

Lo concreto es que en la madrugada de este viernes se sucedieron llamados que alertaban sobre la presencia de un importante número de personas en la cervecería La Reina, ubicada sobre Vergara, a metros de Coronel Suárez. Fuentes consultadas por este portal confirmaron el inicio de actas de infracción con intervención del Juzgado de Faltas local por el incumplimiento de distintos puntos del protocolo Covid19, entre ellos la no utilización de barbijos y, principalmente, no acatar las medidas de distanciamiento. Se narró que el número de personas presentes estaba por encima de los 200 asistentes.

 

 

En la respuesta se avanzó en cómo muchas de esas personas no eran clientes del lugar, sino que permanecían en el exterior sin consumir, mientras que otros esperaban por ser atendidos. No obstante ello, en tareas conjuntas entre personal del lugar, entre trabajadores y responsables de la firma, juntos con personal de Control Urbano procedieron a desconcentrar el lugar que inclusive habría anticipado el horario de cierre producto de esta situación. Tal es así que el grueso de personas se habría dirigido a otros locales de la zona, generando complicaciones similares.

 

Es por ello que desde el área de Control Urbano y Seguridad Municipal se apeló a la responsabilidad y, más aún, a la colaboración de la comunidad para evitar este tipo de aglomeraciones tanto en el interior como en los accesos o frentes de los locales. Las fuentes consultadas enfatizaron en esto no sólo para cuidar y prevenir contagios, sino también para aplacar una suerte de estado de alerta de la población ante este tipo de situaciones.