Estela de Carlotto salió a aclarar que no formó parte de “vacunaciones privilegiadas”

Fue apuntada como parte del “vacunatorio VIP” pero indicó que la llamaron en La Plata como cualquier vecino “de la Provincia de Buenos Aires, tengo 90 años, es otro lugar, es otra forma”. Señaló que lo sucedido con Verbitsky “huele mal”.


La Presidenta de la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, aclaró que fue llamada por el gobierno para vacunarse contra el COVID pero no tuvo relación alguna con el “vacunatorio VIP” confesado llamativamente por el periodista Horacio Verbitsky.

 

Indicó que “Me llamaron, pero soy de la provincia de Buenos Aires y tengo 90 años. Es otro lugar, es otra forma” y agregó que “fui al hospital, hice la cola y todo lo que tenía que hacer. Me vacuné en La Plata, en el hospital San Juan de Dios y en estos días me darán la segunda dosis”, explicó la militante de derechos humanos echando por tierra la relación con el escandoloso hecho.

 

Insistió en que su vacunación se dio en el marco de la campaña del gobierno de la Provincia, y que formaba parte del “grupo objetivo” mayor a 70 años que se vacunará en esta etapa.

 

En este sentido, Carlotto se mostró disconforme con el accionar del exministro de Salud: “Aprecio mucho a Ginés González García porque lo conozco de muchos años pero creo que la medida que tomó el Presidente es correcta dado que fue una cosa inconsulta y hecha de una manera muy extraña”.

 

Además, catalogó como algo “extraño” la confesión del periodista Verbitsky, al dar a conocer un vacunatorio VIP. “Es extraño que lo haya puesto en pantalla y hecho público con lujo de detalles como una cosa tan fuera de lugar y casi, casi, como un hecho político. Estas maniobras hay que analizarlas, por qué se hacen y quién las hace”, sostuvo con firmeza. Y agregó: “Haber dado una explicación tan concreta de un acto personal no es lógico. Yo lo conozco mucho a Verbitsky y estas actitudes hay que investigarlas”.

 

“Yo pongo el ojo en por qué Verbitsky y por qué los demás no hablaron. Verbitsky lo hizo público de manera escandalosa. Hay algo que me huele mal. Hay una cuestión de poner más leña al fuego. Si el propio CELS lo está castigando acá están viendo que está haciendo un acto indeseable” cerró.