Qué dejó el escándalo de las vacunas vip y una interna en flor

Las medidas de Nación y Provincia para mostrar transparencia en el sistema de vacunación y una consecuencia (positiva) inesperada. El regreso de Galli después de las vacaciones y un dato inmobiliario.


(Extracto del newsletter Volver a las Fuentes, donde se pueden suscribir acá)

 

El tema vacunación siguió en el centro de escena toda la semana a partir de lo sucedido a nivel nacional tras el escándalo por los beneficiados vip. Es que el Ministerio de Salud, ahora con Carla Vizzotti enferma de Covid, salió a presentar medidas de transparencia sobre el sistema.

 

Una de ellas es un sitio web para seguir la evolución de la distribución y aplicación de vacunas y otra es un registro para docentes a fin de que el Consejo Federal de Educación conozca la demanda de vacunas entre el personal educativo y establezca la distribución de dosis en las provincias según las prioridades fijadas a principios de mes.

 

Y otra consecuencia, sorpresiva, de lo sucedido después de este debate general, es que aumentó la cantidad de gente interesada en vacunarse en el país. Lo mostró la encuestadora Zuban-Córdoba esta semana al presentar el informe de febrero.


El politólogo Andrés Malamud estuvo en Olavarría y más allá de su objetivo dentro de la interna radical, dejó un interesante análisis sobre este aspecto. Consideró que al contrario de lo que podría suceder con la política -o la antipolítica/antivacunas, mejor dicho- el efecto interés en la vacunación creció después del denominado “vacunatorio VIP” ya que con ello se posicionó a la vacuna como un “bien preciado”, si se suman las variables desde la confiabilidad, pasando por la escasez de dosis y el bajo porcentaje -aún- de personas inmunizadas.

 

Una pequeña recomendación más: en el análisis de Martín Rodríguez (@tintalimon para el que no lo conoce) aparece el concepto “síndrome del vidrio polarizado” que muestra un poco esa tendencia a ir más allá de entender el porqué de lo que hizo González García, que para muchos sigue siendo increíble. Está buena la mirada.

 

Y en el plano provincial, también Axel Kicillof y su ministro Daniel Gollán buscaron enfatizar la transparencia del sistema de vacunación provincial y blindar la gestión bonaerense ante la extensión de las críticas nacionales. De hecho, la conferencia de prensa que todas las semanas brindan las autoridades bonaerenses para exponer sobre la situación epidemiológica estuvo dedicada el martes en casi un 80% a hablar de ello.

El Gobernador avaló la decisión del Presidente de pedir la renuncia a Ginés González García y se despachó con críticas muy puntuales a los dirigentes opositores que cuestionaron la vacuna Sputnik y el sistema de vacunación. Los nombró a cada uno, citó sus frases y acciones, y les respondió. De pasada, volvió a defender a los intendentes que se vacunaron a principios de enero -cuando la vacuna estaba cuestionada por la oposición y había baja adhesión en la web de “VacunatePBA”- y a él mismo: “Cuando yo me vacuné era un loco suicida. Para los mismos que hoy soy un vacunado VIP” lanzó.

 

A todo esto, el Frente de Todos llevó adelante un despliegue de militantes en las localidades donde se sumaron unos 800 vecinos interesados en recibir las dosis. Estuvo Federico Aguilera y también Liliana Schwindt.

 

El odio

 

Justamente, ese sector más vinculado a la antipolítica se movilizó el sábado en una marcha denominada “27F”.

 

No es para ponerse de un lado puntual, es casi una cuestión de sentido común: se trató, ni más ni menos, de los mismos sectores que señalaron que el virus no existía, que la cuarentena no servía, que la vacuna era veneno… y ahora estallaron de enojo porque “se vacunó la política”. En resumidas cuentas, fueron antivacunas pidiendo vacunas.

 

Independientemente del grave error del ahora ex ministro González García, nada justifica las bolsas mortuorias con nombres de dirigentes políticos, sociales e incluso la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela De Carlotto, que además probó que se aplicó la vacuna por su condición de mayor de 70 años tras registrarse e, incluso, seguir los pasos correspondientes.

Imágenes que son, casi, de otra época. Dentro de lo democrático todo, por fuera bajo estas amenazas, absolutamente nada.

 

En Olavarría, para variar, sucedió algo en esa línea. “Hay miles de formas de expresarse, pero considero que esta no es forma de hacerlo, escrachando un local partidario y fomentando a la violencia” dijo Federico Aguilera, referencia del Frente de Todos a nivel local, luego de que manifestantes pegaran cartelería “amenazante” en la puerta de la sede ubicada en calle Necochea.

 

Participe en la interna e inaugure su local partidario

 

La interna radical comienza a ganar temperatura de a poco: a lo que comentamos la semana pasada se sumaron algunos movimientos, cruces y un clima de elección que, a un mes de los comicios, ya pone en marcha lo que será el año electoral 2021.

 

Con la pandemia como marco, no hay actos partidarios tradicionales. Así que la inauguración de un local se volvió la excusa perfecta para reunirse y convocar militantes y adherentes. Y mostrarse, claro está.

 

Así vimos el lunes la inauguración de la sede de la lista “Identidad Radical”, con Rubén “Bebe” Lanceta en primer plano acompañado por dos históricos, Eduardo Malamud -que integra la lista- y Mario Lázaro. Y el viernes, la sede de “Adelante Buenos Aires”, donde Franco Illescas es el candidato a la presidencia local y contó allí con el apoyo de los legisladores y candidatos provinciales y nacionales, Alejandro Cellillo, Alejandra Lordén y el politólogo Andrés Malamud, hijo de Eduardo. Así es, hay “Malamudes” para todes en la UCR. Bueno, ¿es tan así? Ahí te lo contamos.

 

Lo que dejó bastante para analizar fueron dos “actitudes” de Andrés Malamud en su gira radical olavarriense. La primera fue uno de sus dichos: “gane Lanceta o gane Illescas, tiene que haber una convocatoria para unir de una vez por todas a los radicales” expresó e hizo un poco de ruido interno en la Lista que encabeza Illescas. Ante un pequeño reproche, Malamud respondió “el dato está en quien no mencioné”. Je je.

 

La segunda actitud fue una foto en la que el politólogo se mostró con Leandro Lanceta, referencia de la lista que encabeza su padre y en el local partidario ubicado en calle Dorrego. “Fui a visitar un comité como cualquier otro” admitió Malamud ante la consulta, y destacó que su padre, Eduardo Malamud, integra la lista al mismo tiempo que, su hermana, Alejandra Malamud “acompaña” esta alternativa radical.

 

 

Los dichos de todos los candidatos, en tanto, fueron en el mismo sentido con pequeñas diferencias en las acciones: todos quieren “la unión del radicalismo”, también quieren una convocatoria el 22 de marzo, también hay unanimidad en la búsqueda de protagonismo de la UCR dentro de Juntos por el Cambio, pero comienzan a aparecer las diferencias… algunos se animarían a PASO contra el candidato de Ezequiel Galli en las Legislativas (y en 2023, como afirmó Franco Cominotto); otros prefieren trabajar con el intendente puertas adentro.

 

Una perlita del acto del local de calle Vicente López: se vio una imagen muy similar a la histórica de Carrió y Pino Solanas cuando se rompió “UNEN” para que Coalición Cívica se sumara a Cambiemos, pero en este caso se dio cuando Alejandra Lordén adelantó que “dará toda su voluntad y lo que esté a su alcance” para que Juntos por el Cambio vuelva a ser un bloque unificado con los concejales que se fueron, con la presencia en el lugar de Celeste Arouxet. ¿No gustó mucho su afirmación?

 

Mientras tanto, a nivel provincial y nacional, los dirigentes radicales se pelean por empezar a armar la “estructura radical” para salir a disputar poder al Pro y, por qué no, plantarse como opción para la presidencial. Con algunas diferencias, hay unanimidad en algunos nombres: Martín Lousteau, Facundo Manes, Andrés Malamud y ahí nomás Alfredo Cornejo.

 

Este es el primer episodio de la interna, hay mucho más para contar…

 

Algunas cortitas

 

-El dato político que salió de la inmobiliaria. En Volver a las Fuentes ya hace un tiempo que hablamos del retiro de las candidaturas que se autoimpuso José Eseverri y con él, el final del eseverrismo como tal. Esta semana, si prestaste atención a las publicaciones en redes de una inmobiliaria local notaste lo mismo que nosotros: ese final es aún más contundente. Está en venta la “Casa Helios Eseverri” de Mariano Moreno, donde supo vivir el ex jefe comunal y donde su hijo, también ex intendente, montó la sede partidaria hasta 2019.

 

“Es un gesto grande” indicó un dirigente del eseverrismo que, además, mostró algunas cartas de cara al futuro: “Hay que armar algo, queremos seguir haciendo política” dentro del FdT y, sin dudar, dejó en claro que “no es el final de la carrera de nadie… y abre el horizonte a algo nuevo manteniendo la esencia”. Barajar y dar de nuevo.

 

Por si te interesa el dato del inmueble tiene dos plantas, con cocina, pileta, churrasquera, galpón y jardín de invierno abajo; con tres dormitorios y segunda cocina arriba.

 

-Vuelve el Intendente. Ezequiel Galli regresa de sus vacaciones y se prevé un movimiento mucho más activo en la escena política. “Es el Intendente, se va a sentir su presencia” indicaron a este newsletter. Quisieron señalar que inevitablemente es el “centro” del panorama político en Olavarría. El viernes a las 19.30 horas inaugura un nuevo periodo ordinario de sesiones. Se vendrá el análisis de la pandemia. Showtime.

 

Un resumen

 

Estos temas, y otros más de la actualidad del ámbito político local, se publicaron en la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes -“El boom de la interna y la vacunación– que escriben semanalmente Alexis Grierson y Josefina Bargas.

 

La publicación es gratuita, sale todos los domingos a la mañana y la suscripción está abierta acá.