Más complicados: Agravaron la imputación de acusados de venta de droga por hacerlo cerca de una escuela y una plaza

De los tres acusados solo uno prestó declaración indagatoria. Los detalles.


En las últimas horas personal de la división de Drogas Ilícitas de la policía Bonaerense llevó adelante dos allanamientos, que tuvieron como objetivos domicilios en Sierra Chica y en nuestra ciudad. Si bien en ambos casos el saldo fue positivo, los principales resultados se dieron en el casco urbano local, al punto que el tenor de lo hallado se tradujo en la captura de tres personas.

 

 

Fue en un domicilio del barrio Luján, más precisamente sobre avenida Urquiza al 3200, donde los acusados habrían sido sorprendidos cuando “se encontraban a punto de fraccionar cocaína”, de acuerdo a lo narrado por las fuentes. Bandas elásticas, recortes de nylon, dos balanzas, más de 60.000 pesos, 100 gramos de cocaína y 5 gramos de marihuana, fueron parte de los elementos secuestrados y, a la par, la evidencia que se erige como principal fundamento de la acusación en contra de las tres personas sospechadas.

 

Las novedades continuaron con el transcurso de la mañana y tarde de este jueves, tal cual fue confiado a Central de Noticias. Se trata de los momentos en los que sucesivamente cada uno de los acusados fue trasladado a la sede judicial para ser imputado formalmente, además de ser indagado. Según trascendió, sólo uno brindó su versión de los hechos y se sometió a las preguntas del fiscal de la causa, el doctor Lucas Moyano. Los restantes, claro está, hicieron uso de su derecho de poder negarse.

 

 

Lo relevante es que la imputación para los tres no fue únicamente por el delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”, sino que esa figura fue agravada en los términos del artículo 11 inciso de la Ley de Drogas (23.737), que incrementa los posibles montos de pena cuando el delito se comete “en las inmediaciones o en el interior de un establecimiento de enseñanza” o “sitios donde se realicen diversiones públicas”, entre otros.

 

El dato a tener en cuenta es que el sitio donde se concretó el allanamiento, secuestro de elementos y posteriores capturas se encuentra a metros de una plaza y un establecimiento educativo, e inclusive un capilla.