8M en Olavarría: “Hoy nos tenemos entre nosotras”

Con una performance frente a la sede del Poder Judicial, la Asamblea Feminista Olavarría abrió la jornada de actividades del 8M. El recuerdo de 25 víctimas fatales de violencia de género local, la indiferencia de la justicia, los feminismos que reivindican.


El 8M en Olavarría comenzó en la mañana de este lunes con una representación frente a la sede del Poder Judicial local que buscó traer al recuerdo las víctimas de violencia de género local, la indiferencia de la justicia y de la sociedad ante sus llamados de atención, y el rol de los feminismos que las reivindican.

 

Hubo un importante e imponente operativo policial en los alrededores del lugar, que se movilizaron a medida que transcurrían los minutos previos al inicio de la intervención.

 

“Hoy nos tenemos entre nosotras” resonaron las voces de todos los personajes.

 

La performance inició con la llegada de 25 mujeres, víctimas fatales de violencia de género -mujeres, travestis, niños y niñas- representadas por personajes con ropas blancas.

 

 

Todas llegaron hasta el edificio de calle Rufino Fal donde tocaron una campana y luego se desplomaron.

 

Con las 25 muertes representadas, una voz trajo los mensajes del resto de la sociedad. Señaló los “25 gritos y llantos, miles de silencios” para retomar los juicios que suelen darse ante los casos individuales: “ella debió dejarlo”, “ella debió callar”, “ella, mala madre”, “elle travesti”, “ese no sé quién es”.

 

“Nosotros callamos, juzgamos, ignoramos, desestimamos” repasó la voz sobre las actitudes de la Justicia.

 

Ante la escena, tomaron protagonismo los feminismos. Mujeres jóvenes, adultas y adultas mayores, con vestuario violeta se reconocieron entre sí y comenzaron a levantar la memoria de las personas caídas.

 

 

“Te levanto. Me levanto junto a vos porque estás en mi memoria y aún habitás las calles” expresó la voz mientras tanto. “Hoy nos levantamos de entre las cenizas. Hoy nos tenemos entre nosotras” siguió.

 

En el cierre, todos los personajes fueron un coro: “¡hoy nos tenemos entre nosotras!”.