Crece el escándalo en Azul por graves irregularidades en la vacunación por COVID

Una enfermera denunció que fue “testigo ocular” de la manipulación de listados de vacunados. Habría, según sus dichos, cuatro implicados que vacunaba a “familiares y amigos”.


Tras una denuncia que se conoció el pasado sábado, el escándalo por irregularidades en la vacunación de Azul crece con el correr de las horas: una enfermera denunció a cuatro coordinadores de la vacunación por aplicar dosis a “familiares y amigos”.

 

Según lo que informan portales de la vecina ciudad, dicha enfermera resultó ser “testigo ocular” de la manipulación de varios listados emitidos por el Ministerio de Salud con los turnos. La metodología, según se explicó, constaba de reemplazar a pacientes que se encuentran ausentes por turno por “allegados, familiares y amigos de los directivos del personal jerárquico del nosocomio”.

 

Entre los acusados, se encuentra María Silvia Tucci, encargada de las vacunas Covid y del vacunatorio en general; el Director Asociado Luis Tonel, contador público, encargado del turnero de vacunación, y de las vacunas Covid; junto con el Dr. Couste Néstor José, pediatra y director oficial del materno infantil de Azul; y María De Los Ángeles Silva, jefa jerárquica de RR.HH.

 

La enfermera explicó que el protocolo de funcionamiento deja en claro que aquellos que se ausenten con turno, las dosis quedan “en suspenso” dado que así lo establece el Ministerio. Es decir: se coordina nuevamente y se aplica horas o días después.

 

Al señalar que se debía convocar a los siguientes en los turnos, la encargada de la vacunación “se lo prohibía” y en ese contexto se convocaban a otras personas que no tenían turno y, además, eran allegadas y amigas de los funcionarios.

 

Alrededor de 20 personas que están fuera del plan de vacunación fueron al centro de salud el 3 de marzo, entre las 6 y las 13 horas para recibir una dosis, y la misma enfermera anotó los datos, a la vez que afirmó que todos fueron debidamente cargados en el RESAPRO (registro oficial de carga del Ministerio).

 

Por otro lado, denunció que el día 2 de marzo, le llamó la atención que una empleada doméstica y un abogado fueran vacunados con el mismo procedimiento irregular, sin estar comprendidos en el rango etario habilitado, ni siendo personal de riesgo.

 

 

Además, la enfermera denunciante dejó en claro que recibió afirmaciones del tipo “Vos sos ciega, sorda y muda, callada hace lo que te digo” y ante esa situación, explicó que tiene miedo a represalias laborales.

 

Por lo pronto, en la denuncia se solicita que funcionarios provinciales se acerquen a la ciudad vecina para controlar con mayor certeza y que “los azuleños tengan la vacunación que merecen y corresponden”.

 

Foto: Diario El Tiempo

Información: Noticias de Azul