Los problemas que importan

El avance de la vacunación, las críticas y la repuesta de Mercedes Landívar. El humor en la calle y el timón de los gobiernos para atravesar la pandemia y la crisis económica. Una dirigente en los dos actos del 8M.


(Extracto del newsletter Volver a las Fuentes, donde se pueden suscribir acá)

 

“Muchas veces se ha deslizado en algunos medios, o se ha generado la duda de que alguno de los integrantes de este interbloque o funcionarios nacionales o provinciales del Frente de Todos se han vacunado. Quiero en representación de mis compañeros decir que ninguno de los concejales del interbloque se ha vacunado, ni ningún funcionario nacional o provincial que no pertenece al sistema de salud se ha vacunado”.

 

Parece redundante pero no lo es. Las palabras son de la concejal del Frente de Todos Mercedes Landívar y las dijo en la sesión pasada en el marco del tratamiento de pedidos de informe sobre el avance de la vacunación contra el Covid originados, justamente, en cuestiones que se han deslizado en algunos medios y en redes, y que abonaron dudas.

 

La Provincia de Buenos Aires habilitó un sistema de denuncias para estos casos. La responsabilidad de recibirlas e investigarlas recayó en la estrella de este newsletter, Carli Bianco, que la semana pasada dio su primer informe: se recibieron 2.529 contactos y se desestimó más de 80% porque “no se trataba de información vinculada a algún tipo de irregularidad” dijo el Jefe de Gabinete. Hay ocho procesos de investigación.

 

En el plano local circularon fotos y rumores de personas presuntamente vacunadas de forma irregular, situación que elevó su tono después de lo sucedido con Ginéz González García. De Olavarría y en concreto no podemos decir nada. De muchas personas que se mencionaron, es cierto que se vacunaron y no hay nada de irregular en ello, puesto que la normativa provincial las habilitaba a recibir las dosis.

 

Sin embargo, en las últimas horas supimos que en la dirigencia del Frente de Todos de Olavarría hay enojo con una persona vinculada al espacio, aunque con sus bemoles. Es que insólitamente se supo que se vacunó: su imagen en un centro de vacunación fue tomada por un medio. Por ahora nadie se atreve a decir nada públicamente. Y aquí hay un punto que no está demás recordar: el estado de salud forma parte de la intimidad, nadie está obligado a mostrar su historia clínica y es un delito acceder a la historia clínica de terceras personas sin su consentimiento.

 

La vacunación

 

¡Qué semanita tuvo la vacunación! Entre un mundo aún en shock, las pálidas y preocupantes noticias que llegan de Brasil y la aún escasa cantidad de vacunas disponibles, nuestro país, provincia y ciudad avanzan como pueden, con las vacunas que pueden y, claro, al ritmo que pueden.

 

Al paradójico “boom” de vacunación que vino después del escándalo con Ginés González García, apareció el enrarecido caso de Beatríz Sarlo, que dijo una cosa, después la Justicia otra, aparece Soledad Quereilhac, en fin… todo atenta contra lo que más debería preocupar, que es la campaña de vacunación.

 

¡Han cantado bingo! El gobernador Axel, visiblemente enojado, contó en la noche del viernes que denunciaron a Quereilhac (su pareja) por fingir que es funcionaria pública (¡!). Ese fanatismo por la denuncia lleva a decir que las vacunas son veneno, o esto.

 

En el medio, claro, la gente se está vacunando. A un ritmo más lento del que se debería, pero a la espera de más vacunas que le permitan acelerar. Y con un efecto mucho más esperado: la esperanza y la alegría. A lo que le contamos en su momento de los mayores de 70 años, se le suman docentes y personas de riesgo de entre 18 y 59 años.

 

“La vacunación es siempre positiva, hay que vacunar y no hay otra” dijo un dirigente del Frente de Todos al finalizar la semana.

Otros dirigentes, van en el mismo sentido pero eligen la prudencia: “vamos en cifras récord y es para alegrarse, pero el ritmo es intermitente. A este paso necesitamos más de un año para vacunar, y la situación no aguanta tanto tiempo. Hay que rezarle a San Vacuna para que dé el empuje que falta”. Es que claro, cuando la vacunación se corta y la pandemia sigue, aparecen…

 

…Los problemas que le importan a la gente

 

Menudo problema tiene el gobierno para gestionar. Esta sensación es a título personal: ¿no sintieron esta semana en la calle mucho enojo? Desde insultos en el auto pasando por quejas en comercios, en la calle, un sentimiento hasta agobiante de enojo por todo lo que acontece.

 

Desde el que le molesta el uso del barbijo hasta el que se enoja por los que no lo usan. De ahí a la crisis económica con precios altísimos, y al estado irascible de esa necesidad de volver a la normalidad. Los gobiernos deben gestionar todo esto junto y rápido.

 

Hay encuestas que muestran que la preocupación, más allá de los apartados especiales sobre el COVID y la vacunación, es la economía y el desempleo, otra vez. “Los indicadores de expectativas sobre evolución de la economía siguen siendo mayoritariamente negativos y empeoraron en este último mes (62%). Por otro lado, la expectativa inflacionaria también es ampliamente negativa y se mantiene en 67%”. Boom.

 

¿Se prometió mucho al afirmar que el objetivo es que los salarios le ganen a la inflación? Algunos estiman que la suba en el PBI producto de un año nefasto lograrán esa contención en un 2021, que además, tiene elecciones. Pero las cifras de esta semana (según el INDEC) muestran que el objetivo es difícil.

 

Mientras tanto la política pareciera ir un poco a contramano de los reclamos de la ciudadanía. Un poco porque no queda otra y otro poco porque, a veces y cada tanto, se olvida. El “no queda otra”, por citar un solo ejemplo, atado a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.

 

La nueva normalidad trajo cambios y paralizaciones en sectores donde no estaban tan acostumbrados a que eso suceda. Y eso enoja mucho. Desde cambios en los días de cobro de sueldos, pasando por las cuotas, las constantes intervenciones gremiales. Y mientras tanto, la inflación.

 

Ojo, tampoco es para pintar un panorama sombrío. La industria ha mejorado a niveles prepandemia (que de todos modos eran bajos) y la reactivación se ve, de a poco. Pero no es el mismo tiempo de la necesidad, que va un poco más rápido. A muchos ya no les importa ni siquiera contagiarse de COVID, pero como ha quedado bastante claro (¿escuchaste, Facundo Moyano?), contagiarse puede llevarte a la muerte.

Y el COVID, aún con la vacunación, siempre está a la vuelta de la esquina. No es casual la advertencia del intendente Galli de una posible “segunda ola”, mismo caso lo señalado por las autoridades sanitarias nacionales que buscan “retrasar” esa tendencia.

 

No hay un quiebre para que haya que hablar de esto. Pero siempre viene bien parar la pelota, una reflexión, ir más allá. Para eso estamos también, para avisarles (?)

 

¿Te quedaste manija de hablar de este tema? Acá Ignacio Ramírez y Luis Alberto Quevedo traen mucho más conceptos y análisis cuantitativo.

 

Adriana pisa todas las marchas

 

Esta semana que pasó fue el 8M, Día del Paro Internacional de Mujeres y Disidencias. En VAF ya hablamos mucho de que hubo dos actos con sus marchas en Olavarría con un quiebre de base partidaria entre los espacios del feminismo local.

 


Siempre hay una mezcla de emociones cuando hay que salir a la calle a mostrar la potencia y las demandas de las mujeres y las personas LGTBI+. Es una demostración de fuerza y coraje, pero al mismo tiempo es tristísimo ver cómo año tras año los reclamos son contra la violencia de género y los femicidios, y por visibilizar cómo las estadísticas de pobreza tienen a estos mismos grupos entre los protagonistas.

 

Son aspectos básicos, muy básicos. Y no sólo no mejoran, sino que empeoran. Al menos en nuestro país.

Volvamos al plano local. Una dirigente se mostró en los dos actos y la verdad que sorprendió: Adriana Capuano estuvo en la manifestación del Frente de Todos en el Paseo Mendía, al cual la Corriente Nacional de la Militancia de la que participa, adhirió. Allí estuvo también la diputada nacional Liliana Schwindt.

 

Pero más tarde, cuando se leía el documento de la Asamblea Feminista, la ex presidenta del PJ también se presentó en el Parque Mitre. Allí estaba otra integrante de la Corriente, Florencia Popp, asidua participante de las actividades que organiza la Asamblea.

 

Un resumen

 

Estos temas, y otros más de la actualidad del ámbito político local,se publicaron en la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes –“Los problemas que importan” – que escriben semanalmente Alexis Grierson y Josefina Bargas.

 

La publicación es gratuita, sale todos los domingos a la mañana y la suscripción está abierta acá.