Por un robo debieron suspender las clases en una escuela rural

También se debió cancelar la jornada matinal de un jardín que funciona en el mismo establecimiento. Los delincuentes escaparon con numerosos artefactos.


Un repudiable hecho delictivo se registró en las últimas horas y tuvo como escenario un establecimiento educativo donde funcionan tanto una escuela como un jardín de infantes. Debido tanto a los daños como las pérdidas debieron cancelar el dictado de clases previsto para la mañana de este lunes.

 

Todo tuvo como escenario la Escuela 15 “Estanislao Del Campo”, ubicado sobre la prolongación sur de la avenida Ituzaingó. De acuerdo con lo que se logró conocer tras la consulta con distintas fuentes, delincuentes forzaron el acceso al lugar y escaparon numerosos elementos, desde artículos electrónicos hasta utensilios, platos y vasos.

 

Vale recordar que en ese mismo establecimiento funciona además el Jardín de Infantes 401. El hecho es investigado desde el Comando de Prevención Rural local.