A pura música, docentes del Conservatorio protestaron en el centro

Denuncian un fuerte recorte de horas tras detectar, según la Dirección de Educación Artística, “irregularidades” desde 2012. Cantaron “La marcha de la bronca” y hubo varias presencias políticas.


Durante la mañana de este jueves, docentes del Conservatorio de Música se manifestaron frente al edificio del Consejo Escolar con el objetivo de señalar un “feroz” recorte de horas de clases.

 

Una decena de docentes, sumado a estudiantes, la presencia de Suteba –encabezados por su secretaria general Verónica Danelli- y también políticas con la participación de Germán Aramburu y Alicia Almada de Renovación Peronista, la movilización estuvo más de una hora de firme reclamo en plena calle, con mucha música y pedido de acompañamiento de quienes circulaban por allí para visibilizar el pedido.  

 

 

Según lo detallado, el reclamo gira en torno de aproximadamente 68 horas que se recortan y que habían sido aprobadas “desde el año 2012, incrementándose en sucesivas designaciones vigentes hasta el día de hoy, por todos nuestros inmediatos superiores (directivos, inspectores, jefes regionales y distritales) hasta llegar a la Dirección de Educación Artística”.

 

 

La convocatoria prometía “música y movilización”. La premisa se cumplió a la perfección, y la calle Rivadavia cambió el sonido de las bocinas por la belleza de las interpretaciones de los docentes y alumnos.

 

Marcos Lorenzo, docente de la institución indicó que desde la Dirección de Artística indicaron que “se detectaron irregularidades en aspectos administrativos que se suceden desde el año 2011. Esto implica muchos años y errores administrativos del Estado ya que han pasado muchas administraciones en todo este tiempo”.

 

Justamente, durante 2020 anunciaron “un registro de revisiones sobre ciertas irregularidades que se han ido cometiendo, lo cual indicaba un peligro sobre las fuentes laborales de los profesores”. Tras señalar esta situación, los manifestantes admitieron que “hemos atravesado y recorrido todas las instancias diplomáticas desde agosto del año pasado”.

 

 

Destacó, en este sentido, la calidad educativa y de formación del Conservatorio con una amplia trayectoria, y Lorenzo señaló que este recorte afecta a “un alto porcentaje de docentes, algunos de ellos perderían potencialmente la totalidad de su trabajo y otros hasta un cargo completo. Reasignarlos presupone una complejidad diferente a cualquier otra institución, porque esto es nivel terciario y con una formación muy específica”.

 

 

Admitió, de todas maneras, que esto “no involucra el cierre del Conservatorio. Continuaría con las actividades programáticas”. El problema pasa por “perder un paquete de horas que le designamos a estudiantes y debieran ser adecuadas de forma normativa en un proyecto superador que contengan y no que afecten a estudiantes y docentes”.

 

 

Justamente, la acusación a la Dirección de Educación Artística fue que su única respuesta “fue el anuncio de los ceses, no dieron tiempo para que pensemos con las autoridades”.

 

“Hubo profesores que renunciaron a otros trabajos para quedarse en el Conservatorio. Los docentes no deben pagar el costo de errores que tuvieron desde el sistema estatal” cerró Lorenzo.

 

 

A medida que avanzaba la protesta, el presidente del Consejo Escolar, Bruno Di Carlo, salió del edificio del Consejo Escolar e invitó a representantes de los docentes a dialogar sobre la situación que motivó la protesta.