Paro de Conicet: “Sentimos un abandono de las autoridades de Ciencia y Técnica”

Gonzalo Sanz Cerbino, delegado de ATE CONICET, habló en Radio Universidad (FM 90.1) sobre el paro y movilización nacional por pedido de recomposición salarial.


Tras el paro nacional y movilización de trabajadores y trabajadoras de CONICET, Gonzalo Sanz Cerbino, delegado de ATE CONICET y miembro de Conicet Autoconvocados, habló con Radio Universidad (FM 90.1) para desarrollar los motivos de la medida de fuerza.

 

La intención fue visibilizar una problemática arrastrada desde hace mucho tiempo y que tiene que ver con el pedido histórico de recomposición salarial. En ese sentido, el eje central giró en torno a los escasos aumentos percibidos.

 

Imagen: Twitter @CerbinoSanz

 

“En paritaria del año pasado cerramos entre 15 y 20 puntos por abajo, según la categoría y el escalafón. Y venimos de una pérdida de poder adquisitivo acumulada en los últimos 10 años de más del 70 por ciento, indicó Sanz Cerbino.

 

Además, señaló que “hoy por hoy estamos cobrando en términos de salario real, menos de la mitad de lo que cobrábamos hace 10 años. Si bien el principal reclamo es salarial, sentimos un abandono por parte de las autoridades del Ministerio de Ciencia y Técnica en este año de pandemia tan difícil y en el cual los trabajadores hicimos muchos aportes”.

 

Por otra parte, otro de los pedidos se centró en la necesidad de contar con un convenio colectivo de trabajo propio, que atienda las necesidades del sector: “Nos regimos por la paritaria de la administración publica nacional y nosotros queremos un convenio colectivo de trabajo poder discutir nuestros salarios y condiciones de trabajo que son particulares”.

 

 

Ante la convocatoria al paro nacional, el Gobierno anunció un aumento que “ante nuestro criterio es insuficiente y ronda el 10 por ciento y solo para los investigadores y el personal de apoyo”. Estas condiciones dejaría sin la posibilidad de percibir el incremento a los becarios y al personal administrativo cuyos sueldos significan “la mitad de la canasta que marca la línea de pobreza”.

 

En ese sentido, indicó como referencia que “a febrero de este año para las categorías iniciales los administrativos cobraron 31 mil pesos, el personal de apoyo 44 mil pesos y los becarios doctorales 48 mil pesos”.

 

Y agregó: “la única categoría que estaba apenas por encima de la línea de pobreza eran los investigadores que en la categoría inicial cobraban 59 mil pesos y es el personal más capacitado de todo el Conicet”.