Reclamo salarial: asamblea y paro de trabajadores de Sanidad

El jueves realizarán asambleas y el viernes harán un paro total de actividades de 3 horas por turno. “Es injusto que no se reconozca lo que los trabajadores hoy necesitamos” dijo el secretario general Carlos Manzur.


“Exigimos una recomposición salarial urgente”, se reclamó en las últimas horas desde la filial bonaerense de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA) en el marco de una serie de medidas de fuerza que fueron anunciadas para el cierre de la presente semana.

 

Este miércoles se llevó a cabo una conferencia en la sede Olavarría del sindicato donde el secretario general, Carlos Manzur,  sostuvo que “es injusto que no se reconozca lo que los trabajadores hoy necesitamos”. Apuntó a que el impacto local de las medidas de reclamo se verá en las clínicas privadas.

“Los trabajadores de la sanidad que hemos luchado en forma ejemplar y desigual contra la peor pandemia de la que tengamos memoria, venimos soportando el deterioro de nuestros ingresos mes a mes”, se indicó en un documento que difundió ATSA en el que se anuncia la realización de asambleas durante el jueves y un paro para la jornada del viernes. “Nunca hemos trabajado tanto y cobrado tan poco”, se reprochó.

 

En ese sentido se explicó que el día jueves 25 de marzo realizaran Asambleas en todos los establecimientos en los diferentes turnos, mientras que el día siguiente llevarán adelante un paro total de actividades de 3 horas por turno. Se enfatizó que “solo se atenderán urgencias” y que “no somos responsables por las consecuencias que puedan provocarse en la atención de la salud de la población a partir de las medidas de acción directa”.

 

 

Se refirió que las medidas surgen “tras reiteradas instancias de negociación frustradas para acordar la cláusula de revisión correspondiente a la paritaria 2020 del Sector Asistencial de nuestra actividad hemos decidido llevar adelante acciones sindicales”.

 

Por último, se expresó que el lunes 29 de marzo llevarán adelante una reunión de Consejo Directivo para evaluar el resultado de las medidas adoptadas y acordar la continuidad del plan de lucha.

 

El impacto

 

Manzur estuvo acompañado en la conferencia por los delegados Ivan Rojo y Rosa Chirino (de la clínica Cemeda), Roberto Saunders (de Loma Negra) y Darío Canale y Andrea Cos (de la clínica María Auxiliadora). El titular del sindicato aclaró que él mismo se desempeña como delegado del Instituto Médico.

 

ATSA nuclea en Olavarría a unos 600 trabajadores, aunque no todos se plegarán a las medidas de fuerza. Manzur señaló que “va a impactar bien en clínicas de internación. Hemos tenido muy buena respuesta en Cemeda, María Auxiliadora y en el Instituto Médico”.

Se refirió a que “algunos no se han enterado” de la protesta y “otros por su trabajo no pueden plegarse, como los de geriátricos, consultorios, radiólogos, servicios emergencias médicas, dentistas”.

 

“Queremos que el impacto de los lugares donde mayor cantidad de trabajadores nuclea sea el que dé la nota y el paso para salir adelante” afirmó el secretario general.

 

En tanto, el delegado Rojo expuso acerca del rol de los trabajadores en la pandemia: “estamos en la trinchera porque elegimos cuidar a la gente, elegimos esta profesión por vocación y cualquier enfermero sentiría que es un privilegio poder vivir esto”.

Se quejó de que los trabajadores sufrieron quita de pagos de presentismo por enfermarse de Covid  y porque “en cuanto a los recursos que cada institución nos ha provisto ha sido siempre a través de un reclamo y con la mirada puesta en `no es tan necesario´ o `es un gasto que no se justifica´”.

 

Por su lado, la delegada Chirino se refirió al alto número de trabajadores del sector que falleció por Covid.