Diferirán “hasta 12 semanas” la aplicación de vacunas contra el COVID

Así lo acordaron todos los Ministros de Salud de las provincias encabezados por la titular nacional, Carla Vizzotti. Es por “la escasez de vacunas a nivel mundial” y ante “la inminente segunda ola”. 


En momentos complejos para el país por la segunda ola de contagios de COVID, tanto el gobierno nacional como los titulares de la cartera de Salud de todas las provincias decidieron “diferir” la aplicación de las segundas dosis de vacunas contra el COVID al menos 12 semanas.

 

Esta recomendación se da en un alineamiento con otras medidas que se tomaron en países como Canadá o Reino Unido.

 

Para este momento tan particular de la pandemia, se decidió que “sea preferible” que más personas tengan un menor porcentaje de inmunización en lugar de que haya menos personas con un porcentaje de inmunidad mayor.

 

“Si la diferimos unos meses (la segunda dosis) cubrimos más rápido a más personas para cumplir con nuestro objetivo que es bajar la mortalidad y luego se puede organizar todo el programa de vacunas para dar la segunda dosis, había explicado Vizzotti días atrás.

 

Esta estrategia se dará con vacunas tales como la vacuna de Oxford/AstraZeneca o la de Sinopharm. No aplica para la Sputnik V, que tiene dos componentes distintos: en el caso de esta opción, a medida que lleguen los segundos componentes de Moscú se procederá a su aplicación.

 

Ahora bien, cada distrito podrá adoptar la recomendación según se ajuste a su estrategia de vacunación y a las particularidades de su población. Las autoridades de las carteras de Salud de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires se mostraron en los últimos días favorables a adoptar esa estrategia.

 

“Incluso como política sanitaria, lo que está diciendo todo el mundo es que nos conviene, para enfrentar la enfermedad, poner una sola dosis a todos rápido y la segunda en unos meses, más adelante”, agregó Kreplak.

 

La idea de diferir la segunda dosis en un contexto en el que hay más demanda que vacunas “podría ser una estrategia para tener a mayor población con protección en menor tiempo”, explicó días atrás la presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE).

 

“La eficacia protectora de una primera dosis oscila como mínimo entre el 60 y el 70 por ciento según el tipo de vacuna, pero esto es variable. Hay que tener en cuenta que los anticuerpos comienzan a generarse a los 15 días después de recibir esa dosis”, puntualizó la especialista.