Monte Peloni: Casación anuló cuatro absoluciones y una condena a perpetua

Corresponden al segundo juicio finalizado en septiembre de 2019 en Mar del Plata por delitos de lesa humanidad cometidos en el circuito represivo ilegal de Olavarría, Tandil, Las Flores y Azul.


A un año y medio de terminado juicio por delitos de lesa humanidad comprendidos en el segundo tramo de la causa Monte Peloni, en la que se investigó el circuito represivo ilegal que operó en la subzona militar 12 y abarcó los distritos de Olavarría, Tandil, Las Flores y Azul, la Cámara Federal de Casación anuló cuatro absoluciones y una condena a prisión perpetua dispuesta por el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata y le reenvió nuevamente las actuaciones. En septiembre de 2019 la sentencia incluyó en total cinco penas de prisión perpetua, otras ocho de entre 22 y 9 años de prisión y diez absoluciones.

 

La resolución fue tomada este martes por la sala cuarta de Casación, integrada por los jueces Mariano Borinsky, Javier Carbajo y Gustavo Hornos, al hacer lugar parcialmente al recurso de casación interpuesto por el Ministerio Público Fiscal y a otro de la defensa de uno de los condenados, en tanto que rechazó los de otros diez.

 

Concretamente, los camaristas anularon -por mayoría- la condena a prisión perpetua impuesta a Eduardo Héctor Bernadou por los delitos de homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de más de dos personas reiterado y dispusieron reenviar nuevamente las actuaciones al Tribunal de Mar del Plata.

 

Además, anularon cuatro de las absoluciones dispuestas en el juicio de 2019 que alcanzaron a Horacio Rubén Leites (la fiscalía había pedido perpetua y ya había sido condenado en el primer tramo de la causa, a 8 años); Néstor Omar Vapore (la fiscalía había pedido 10 años); Juan Carlos Luján (la fiscalía había pedido 10 años); y Julio César Tula (la fiscalía había pedido perpetua). Para los cuatro al final del juicio en 2019 se dispuso su liberación.

 

Y también Casación anuló un punto de la sentencia del juicio que declaró que hechos ocurridos con los operarios de las fábricas “Fabi” y “Losa” no constituyeron delitos de lesa humanidad por lo que se habían dado por extinguidos por prescripción. Esa decisión había favorecido a los acusados Oscar José Bardelli, Roberto Jorge Casares, Julio César Tula, Argentino Alberto Balquinta, Roberto Manuel Fantini, Héctor Rubén Rinaldi, Enrique Vázquez, Walter Grosse, Edgardo Mariano Viviani y Julio Néstor Cazaux.

 

 

El juicio por el segundo tramo de “Monte Peloni” en el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata -compuesto en esa oportunidad por los jueces Alfredo Ruiz Paz, Víctor Bianco y Luis Imas– había comenzado el 18 de agosto de 2017. Si bien en la elevación a juicio fueron 32 los acusados, tres de ellos fueron apartados inicialmente por razones de salud y otros fallecieron a lo largo del proceso o también fueron apartados por “incapacidad sobreviniente”.

 

En el juicio que finalizó con 23 acusados, el Ministerio Público Fiscal, representado por los fiscales Ángeles Ramos y Juan Manuel Portela, había pedido prisión perpetua contra 9 acusados y penas de entre 25 y 10 años contra los otros 14.

 

Y finalmente el Tribunal, en su sentencia de septiembre de 2019, había impuesto:

 

* Cinco condenas a prisión perpetua: Oscar José Bardelli, Roberto Jorge Casares, Eduardo Héctor Bernadou, Osvaldo Miguel Guarnaccia y Argentino Alberto Balquinta

 

* Ocho condenas de entre 22 y 9 años de prisión: Héctor Alberto González Cremer (20 años); Walter Jorge Grosse (22 años); Francisco Oscar Sarmiento (9 años); Carlos Alberto Muñoz (14 años); Alberto Santiago Padilla (15 años); Raúl Ángel Córdoba (15 años); Román Valdecantos (15 años) y Luis Alberto Juárez (15 años)

 

* Diez absoluciones: Horacio Rubén Leites; José Clemente Forastiero; Héctor Rubén Rinaldi; Roberto Manuel Fantini; Néstor Omar Vapore; Juan Carlos Luján; Enrique Vázquez; Julio César Tula; Edgardo Mariano Viviani; y Julio Néstor Cazaux.

 

El caso “Monte Peloni” recibe ese nombre en razón del centro clandestino de detención que funcionó en la última dictadura cívico militar en una vieja casona emplazada al pie del Cerro Largo, en las Sierras Bayas -en cercanías de Olavarría- y los enjuiciados pertenecían a las Fuerzas Armadas, la policía provincial y el Servicio Penitenciario Bonaerense .

 

De acuerdo a la causa, fueron cinco los centros clandestinos de detención por donde pasaron las víctimas: la comisaría de Olavarría; el Regimiento de Caballería de Tanques 2 “Lanceros General Paz” de Olavarría; la Brigada de Investigaciones de Las Flores; Monte Peloni, el establecimiento rural ubicado en Sierras Bayas; y La Huerta, el campo General Mariano Necochea, ubicado en la intersección de la Ruta Nacional 226 y camino a la Base Aérea Militar Tandil, a cargo del Comando de la Brigada de Caballería Blindada.

 

Fuente y fotos: Qué digital