El juicio por “extorsiones” contra referentes de la Uocra local se realizará a mediados de julio

Las audiencias habían sido pautadas en principio para marzo, pero debieron postergarse por casos de Covid19 en funcionarios judiciales.


Ya tienen fecha las audiencias de debate del juicio oral contra tres referentes de la oficina local del Sindicato de la Construcción, a quienes se les siguen respectivas causas por denuncias de “asociación ilícita” y “extorsión”, en hechos que habrían tenido como víctimas y empresarios locales.

 

Tal como había sido anticipado por este portal semanas atrás, todo había sido pautado en primer término para inicios de marzo, en jornadas que iban a ser lideradas por el juez Joaquín Duba, quien de manera unipersonal iba representar el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de Azul. Sin embargo, el registro de casos positivos en el Poder Judicial de la vecina ciudad hizo que todo se postergue sin mayores certezas sobre cuándo sería una posible reprogramación.

 

 

Ahora, tal cual fue confiado a este portal, se logró pautar una fecha y todo se realizará, en principio, entre el 12 y 16 de julio, jornadas que estarán sujetas no solo al desarrollo propio de las audiencias, que podría acotar o prolongar el proceso, sino también a la situación sanitaria con respecto al Coronavirus.

 

Si bien la instrucción en su momento fue llevada adelante desde la fiscalía local 10, de la doctora Viviana Beytía, en el debate la querella será liderada por la fiscal azuleña Laura Margaretic, quien desde hace ya un tiempo ha sido designada para liderar varios debates de causas olavarrienses, en una medida tomada desde la Fiscalía General para aliviar las agendas y tareas de los funcionarios judiciales olavarrienses.

 

La causa

 

La investigación tiene ya algunos años de data y surgió de una manera totalmente imprevista. Fue en agosto del 2018 cuando tareas de rutina de personal policial detectaron como desde un camión se habrían estado arrojando residuos en un sector no habilitado para tal fin. Nadie jamás sospecho que esa situación derivaría en un proceso judicial del que aún hoy se desconoce su desenlace.

 

Lo concreto es que el conductor intentó huir y fue perseguido por varias cuadras. Momentos más tarde pudo ser interceptado, pero igualmente intentó escapar corriendo y hasta trenzándose a golpes con los agentes de seguridad. Finalmente fue reducido pero todo derivaría del secuestro de una mochila que intentó desprenderse en la huida. En su interior fue hallada una importante suma de dinero en efectivo, la que inclusive habría intentado utilizar para coimear a los policías, según afirma una de las imputaciones. El dato, es que una parte de esos billetes se encontraban en el interior de un sobre a nombre de la entidad gremial y, debajo, el mes corriente.

 

 

A partir de allí se iniciaron las averiguaciones y denuncias que afirmaron que todo sería saldo de extorsiones a empresarios y firmas locales, que habrían accedido al pago de esas dádivas para no sufrir contratiempos o problemas en sus obras, según afirma la hipótesis central de la causa. Tal es así que se trata dos hechos “consumados”, una tercera extorsión pero en grado de tentativa, además de “asociación ilícita”, “resistencia a la autoridad”, “lesiones agravadas” y “cohecho”, por la secuencia aludida previamente.

 

Es que desde la fiscalía 10 se entendió que todo se debió a una actitud premeditada, con su correspondiente división de roles y tareas, en una organización en la que se ubicó a Roberto D´amico, histórico secretario gremial, como presunto “jefe organizador de la misma”, una figura que incrementa los posibles montos de pena por ese delito. En el detalle de las acusaciones en su contra también se le endilgan ilícitos vinculados con la posesión de armas, algunas tipificadas como “de guerra” que fueron en sus poder, además de varios hechos de extorsión, entre casos consumados y en tentativa.

 

El tercer acusado es Walter Brun, quien al momento de la captura era el Secretario de Organización del gremio de la construcción. También está imputado por “asociación ilícita” y “extorsión”, figura que comprende de los referidos dos hechos consumados y un tercero en grado de tentativa.