Radicales en Juntos por el Cambio afirman que fue deficitaria la Rendición de Cuentas firmada por Galli

Plantearon datos “sesgados” y que el ejercicio 2020, en cambio, habría sido negativo en más de 38 millones de pesos.


Días atrás se comunicó desde el Municipio que el intendente Ezequiel Galli había firmado la rendición de cuentas del período 2020, que horas más tarde iba a ser presentada ante el Concejo Deliberante. El dato sobresaliente fue que se afirmó un superávit de más de 132 millones de pesos.

 

La novedad ahora está dada en el contrapunto manifestado desde Radicales en Juntos por el Cambio, más precisamente por Celeste Arouxet y Guillermo Lascano, quienes difundieron un comunicado en el que contradicen al jefe comunal, al punto de afirmar que el ejercicio terminó con saldo “negativo”.

 

 

“A ese resultado si le descontamos la ayuda financiera que recibió de provincia, el saldo inicial de caja y Bancos y el Servicio de la Deuda (el pago de la deuda), se transforma en negativo por $38.700.545,83”, se enfatizó. “Si bien reconocemos que la performance fue mejor que la del ejercicio 2019 donde el déficit fue de $ 354.650.773,27 y con el agregado del servicio de la deuda ascendió a los $523.479.954,46, aún estamos muy lejos de lo que deseamos para el futuro de los olavarrienses”, agregaron.

 

“Volviendo al anuncio del intendente, debemos recordar que el municipio obtuvo un ahorro en inversión en obras públicas que no se llevó a cabo, por $415.609.500. Es decir, que desde este espacio esperábamos una verdadero superávit cercano a los 400 millones de pesos”, continua el escrito que cuenta con detalles y cifras acerca de cada uno de estos apartados.

 

 

La pandemia también es abordada en el escrito enviado a los medios locales. “La pandemia fue un cisne negro que nadie pudo prever y sabemos del esfuerzo que llevan adelante el intendente y todo su gabinete, sobre todo, el área de salud. Pero lo que sí se podría haber hecho, si hubiese una gestión ordenada pre – pandemia, es haber asignado esa partida presupuestaria de 415.609.500 a ampliar la cantidad de camas en terapia y esperar la segunda ola sin tanta improvisación en cuanto a infraestructura hospitalaria, en vez de utilizar ese ahorro en obras públicas para cubrir parte del gran déficit del ejercicio anterior”.

 

En la continuidad del documento también se emiten planteos o cuestionamientos hacia el gobierno tanto provincial como Nacional. “El programa RTA es una decisión importante y una herramienta increíble que lleva adelante el intendente y que valoramos porque es la única esperanza de la que disponemos para mitigar el impacto pandémico, ya que aún no se cuenta, por impericias del gobierno nacional y provincial, con las vacunas suficientes para haber logrado, a estas instancias, la inmunidad del rebaño”.

 

También estos hechos sirven de aprendizaje a toda la dirigencia política local y dimensionar el grado de importancia que tiene llevar adelante una gestión ordenada.

 

También merece su mención el apartado con respecto a la proyección que realizan desde el espacio tanto sobre el avance del virus como sus consecuencias inmediatas. “Lamentablemente, con estos niveles de contagios, es esperar que el sistema de salud local alcance niveles de ocupación nunca vistos y se deberá recurrir previamente a decisiones de restricción mucho más importantes que nuestro sistema productivo y comercial no soportaran en el corto plazo, con todas las consecuencias que ello acarrea”.

 

“En estos días se prendieron todas las alarmas y debemos tomar decisiones responsables. En lo personal sugerimos no delegar en el otro nuestro cuidado y focalizar todas nuestras energías en cuidarse y cuidar a nuestro entorno”, concluyeron.