Oficializaron por resolución la creación de la Fiscalía Especializada en Género

La novedad se confirmó desde Fiscalía General este viernes. De esta forma, Viviana Beytía encabezará la UFI N°5, y Miguel Piñeyro subrogará la UFI N° 10. 


Tras la novedad dada a conocer semanas atrás ante una creciente suba de casos y demandas por violencia de género y familiar, finalmente desde este lunes comenzará a funcionar la UFI N° 5 especializada en violencia de género a cargo de la doctora Viviana Beytía.

 

Cabe señalar que la creación de esta unidad fiscal se dio años atrás, y se materializó hace algunas semanas. Ahora, fue oficializado por resolución y desde el lunes comenzará a funcionar.

 

Esta resolución dictaminada por Fiscalía General a la que accedió Central de Noticias, determinó que Beytía continuará su carrera judicial en una Unidad Fiscal dedicada exclusivamente a hechos vinculados a la violencia de género y familiar, además de los cambios vinculados a la investigación de femicidios.

 

Es que cuando lamentablemente sucede un femicidio en Olavarría y la región (Laprida y La Madrid), las causas recaían en cualquiera de las tres UFI en turno. Con los cambios, ahora la UFI N° 5 investigará dichas causas.

 

Además de Beytía, la ahora ex titular de la Secretaría de Violencia de Género, Verónica Colombo, pasará a ser secretaria de la UFI N° 5, sumado a otros dos instructores y personal administrativo.

 

Otros cambios en la resolución emitida desde Fiscalía General –a cargo del doctor Marcelo Sobrino- es que habrá un reemplazo provisorio en la UFI N° 10, que deja Beytía: será el titular del Fuero Penal Juvenil, Miguel Piñeiro, quien subrogará dicha unidad fiscal, haciendo un movimiento “provisorio”.

 

El resto de las UFI seguirá igual: tanto Paula Serrano, como Christian Urlézaga continuarán encabezando las UFI N° 4 y 7, respectivamente. Mismo caso para Lucas Moyano, quien además de encabezar diversas ayudantías especializadas, seguirá a cargo de la UFI N° 19, vinculado a los delitos con estupefacientes y la UFI N° 22, de delitos carcelarios.