Toma del barrio Lourdes: presentaron una nota y un proyecto al HCD y el Municipio

Piden ser escuchados y tener un lugar en la mesa de negociación convocada por la Defensoría del Pueblo. Presentaron una propuesta de loteo y cesión de tierras. “Estamos dispuestos a afrontar el pago de una cuota social” indicaron. 


En la mañana de este lunes, delegados de las manzanas loteadas en la toma del barrio Lourdes se presentaron en el Concejo Deliberante y el Municipio para pedir participar de la Mesa de Diálogo por el conflicto y, además, presentaron una propuesta para el loteo, cesión de tierras, un plan de pago de una cuota social con la autoconstrucción de las viviendas.

 

Tras un exhaustivo análisis de las tierras, se indicó en el proyecto que hay algunos parcelamientos de manzanas y se busca copiar en otros sectores para un correcto parcelamiento de todo el predio ocupado por los vecinos desde hace más de una semana.

 

Para este parcelamiento y loteo, se deberían realizar tareas de saneamiento, limpieza y desmalezado, acondicionamento de los terrenos con respecto a las descargas pluviales y una nivelación de las tierras. Además, se deberá garantizar el acceso a los servicios básicos para generar suelo urbano, basados en la Ley provincial 14.449.

 

Luego de este primer paso (que los vecinos indicaron que se debería realizar en menos de 90 días por la emergencia de la situación) los vecinos pidieron el proyecto de Ordenanza para la adjudicación de tenencias precarias de los lotes bajo los parámetros de un relevamiento confeccionado por la Asamblea de vecinos. Una vez construidas las viviendas, se podría avanzar en la escrituración.

 

En el proyecto, la Asamblea aclara que el Municipio, finalizado todo este proyecto, fijará una cuota social para el pago de los terrenos. Deberá estar, se aclaró, basada en un análisis de los ingresos de las familias adjudicadas y luego de tasar el terreno.

 

La intención para el programa de autoconstrucción será la de crear lo que se denomina como “unidades de autoconstrucciones de viviendas”. Tal como lo expresa el proyecto, se conformará una unidad por manzana (de 14 familias, aproximadamente) de independiente funcionamiento y financiamiento. El objetivo principal será construir, justamente, 14 viviendas por manzana.

 

Cada unidad tendrá un delegado, un secretario de organización y un tesorero, y además de organizar lo económico -con una cuota que se cobrará para compra de materiales y demás- también habrá cuestiones logísticas de herramientas y organización del trabajo.

 

Finalmente, se propone la creación de un Consejo de Unidades de autoconstrucción, que estará compuesta por los delegados de las unidades para facilitar el trabajo común, coordinar diversos avances, comprar herramientas comunes y, además, buscar financiamiento público en programas del Estado.

 

La carta

 

Al mismo tiempo, se presentó una carta en la que le piden al Intendente ser atendidos y escuchados. “Prometieron que nos convocarían a una reunión y contradiciendo la palabra nos denunciaron por usurpación y el mismo nos trató públicamente de delincuentes”.

 

Hicieron referencia a la frase “Dentro de la Ley todo, fuera de la Ley nada” que el Intendente expresó tras hacer la denuncia en fiscalía y citaron el artículo 14bis de la Constitución: “consagra el derecho a una vivienda digna” y señalan que esto se dificulta aún más “por el empeoramiento de la situación económica, social y sanitaria que nos ha impedido sostener un alquiler, seguir viviendo de prestado o compartiendo casa con otras familias en condiciones de hacinamiento”.

 

Catalogaron las tierras tomadas de un “basurero ilegal a cielo abierto” y que “no pedimos nada de regalado, sino que estamos dispuestos a afrontar el pago de una cuota social a la altura de nuestras posibilidades económicas”.

 

Por estas razones presentaron la propuesta que ingresó tanto al HCD como al Municipio, y allí solicitaron ser incluidos en la Mesa convocada por la Defensoría del Pueblo en una primera reunión que se desarrollará este martes.