“Hay que levantarle el ánimo al personal de Salud porque salen y ven otra realidad”

El Secretario de Salud Germán Caputo deslizó que, a pesar de haber medidas más restrictivas, no se respetan en el ámbito público. De todos modos, dijo que “no hay que buscar culpables” y que “no estamos colapsados”. 


En una dura nota por lo conceptual y por el momento que atraviesa nuestra ciudad por la pandemia, el Secretario de Salud municipal, Germán Caputo, admitió a Radio Olavarría que dentro del Hospital es una historia, y cuando salen “es otra vida, parece otro planeta”.

 

No titubeó al afirmar que están todo el día en el centro de salud, “recorriendo las terapias, ve como la gente se muere intubada, boca abajo, ahogada y sale de acá y va por el parque y es otra vida, parece otro planeta”. Y agregó que “un poco nos bajonea y no ve la relación de lo que pasa acá adentro con lo que pasa afuera”.

 

De hecho, señaló que “hay que levantarle el ánimo al personal de Salud porque acá adentro tenemos un mundo, tenemos unas situaciones, un día a día muy duro y cuando salimos vemos que se vive otra realidad. No tenemos sábados, domingos, no sabemos si es mediodía, si comimos, si no, es un ritmo muy frenético y a veces voy para mi casa, vivo por Pueblo Nuevo, y trato de evitar el parque para no amargarme”.

 

De todos modos, admitió que “no quiero con esto buscar culpables ni los malos ni los buenos” y lo trasladó al ámbito personal: “esto es una guerra que tengo hasta en mi casa. Todos los días discuto con mis hijos para que no hagan esto, no hagan lo otro. Es un año muy extraordinario, que nunca en la vida hemos vivido, y me cuesta en el riñón mío”.

 

Con respecto al estado de situación del Hospital, confirmó nuevamente las modificaciones internas, la reorganización “para seguir conteniendo esta contingencia” y “por el momento no estamos colapsados y seguimos trabajando”.

 

Explicó a su vez todo el trabajo con el Proyecto PAIS y la carga viral en algunas muestras tomadas en hisopados. Admitió que las nuevas cepas no están comprobadas que sean “más letales” aunque sí más contagiosas y eso genera más fallecimientos.

 

Finalmente, confirmó el contagio de un médico que no estaba vacunado y se lamentó por la muerte de la enfermera la semana pasada.