Cómo fue el tire y afloje en la conformación de las fases de distritos del interior de la Provincia

Este lunes se conoció un nuevo cambio en las fases de municipios de la provincia de Buenos Aires, de acuerdo a su situación sanitaria. Pero, al igual que en todos los pasajes, hubo tires y aflojes antes de consolidarse la lista de distritos.


Por Tomás Correa para NuevaBa

 

La semana pasada encontró a la provincia de Buenos Aires con una leve baja en los casos de Coronavirus. Las medidas, la falta de municipios en fase 5, la suspensión de clases en el AMBA y otros condimentos fueron los que llevaron aque la curva, aunque sea un poco, descendiera.

 

Pero, tampoco es motivo de festejo. Este lunes se conocieron los cambios de fase, dónde se puede ver la regresión de algunos municipios y, con eso, aparejada la suspensión de las clases presenciales en ellos, una discusión que parecería no tener final.

 

Dentro de estos cambios en los distritos, hubo tires y aflojes que se dieron durante la jornada del domingo -porque si el virus no descansa el fin de semana, la política tampoco debe hacerlo-: las situaciones de Bahía Blanca y Mar del Plata fueron el foco de discusión.

 

 

Desde el Ministerio de Salud de la Nación comunicaron una serie de cambios de fase según los cuales ambos municipios pasaban de fase 3 a fase 2, algo que cambia, entre otras cosas, la situación presencial de la educación.

 

Pero fueron los intendentes de dichos distritos quienes se comunicaron con Carlos Bianco para que la provincia revea su situación. Para Bahía la negociación no fue favorable: por la suba de casos registrada en el último mes, el distrito del sur de la provincia debió bajar de fase, algo que no fue muy bien recibido por el gobierno y el oficialismo.

 

 

Por su parte, Mar del Plata sí tuvo una negociación más satisfactoria. Según pudo saber NuevaBA, tras largas charlas con la Jefatura se coordinó que, al menos por esta semana, el municipio de la costa continuará en fase 3. Solo habrá que esperar la evolución que se de en los próximos días, y así saber cómo continúa.

 

Preocupaciones y decisiones 

 

No es novedad que el gobierno de la Provincia está preocupado por los casos, más allá de la pequeña baja que se registró en los últimos días.

 

En comunicación con Nueva BA, fuentes cercanas al gobernador Axel Kicillof señalaron que “estamos en una meseta muy alta casi en todos lados”, algo que enciende las alarmas ¿Qué significa esto? Que, si bien hay una baja de los casos, el número continúa siendo alto, por lo que el riesgo de un rebrote todavía está latente.

 

 

También cabe aclarar que desde el Ministerio de Salud y desde la Jefatura continúan dialogando con los municipios y siguiendo de cerca la situación epidemiológica de cada uno, para poder definir nuevas medidas en caso de que suban los casos.

 

Desde el gobierno provincial confiaron que si hay complicaciones el procedimiento es “hablar con los Intendentes para definir medidas de restricción” y, a partir de ahí, saber si es necesario un cambio de fase.

 

De esta manera, queda continuar siguiendo de cerca a los municipios del interior de la provincia, ya que los casos se mantienen en un número alto, y comienzan a tener que negociar con el sistema de fases.