Reclamo por paritarias: paro de 48 horas en Camuzzi

Este lunes y martes no habrá atención en la prestadora de gas. Desde el viernes, el área técnica hizo entrega de guardia.


Los trabajadores de Camuzzi iniciaron un paro por 48 horas en reclamo de mejoras salariales vinculadas con la negociación paritaria y con el pago por las horas de guardia. Se informó que cuentan con un plan de paros para todo este mes, con medidas cada vez más fuertes.

 

Central de Noticias dialogó con Lucas Osellame, referente local del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Gas (Stigas) que impulsa las medidas que llevan adelante unos 300 empleados de la prestadora en la región Bahía Blanca.

 

El plan de lucha se lanzó después de que Camuzzi no respondiera con lo esperado por el sindicato en la negociación paritaria. Reclaman que la recomposición salarial de 2020 llegó tarde y no cubrió las necesidades. Asimismo, piden mejores aportes de la empresa para el servicio de salud y el tratamiento urgente a puntos convencionales postergados.

 

“El año pasado la empresa tardó en atendernos, cerramos paritaria recién en diciembre con pago desde noviembre” recordó Osellame sobre lo sucedido y contrapuso que “nosotros laburamos desde el día cero de la pandemia, en teletrabajo y en la calle. Somos la primera línea de fuego, porque gas en las casas y en los hospitales tenía que haber”.

 

A su vez, el dirigente señaló que “la tasa de cobrabilidad de la empresa bajó muy poco, la empresa siguió cobrando y ahora se informó que retiran medidores y cortan servicios. Es decir, la gente que se atrasó se está quedando sin gas”.

 

Tras detallar que Camuzzi tuvo superávit en 2020, consideró que la empresa puede responder a la demanda de mejora salarial.

 

La negociación

 

“Este año nos teníamos que juntar en marzo por la paritaria. Pasó la reunión para abril y se comprometió a que íbamos a tener reuniones por los puntos convencionales. No nos atendió más. La gente se fue cansando porque siempre seguimos laburando” contó sobre el desarrollo de la negociación.

 

La última reunión se dio a fines de abril. “Nos dijeron que no tenían nada para ofrecernos, que teníamos que esperar a mayo” indicó Lucas Osellame. Ese fue el punto cúlmine y “en una asamblea se votó ir a una medida de fuerza”.

 

Los trabajadores también pidieron el pago de “un bono Covid”, como aplicaron otras empresas, y reiteraron una solicitud que mantienen desde hace años vinculada con el pago por “la hora de disponibilidad” en la realización de guardias. En cuanto a esta última, perciben 21,53 pesos la hora: “se paga una miseria, comparado con que transportadora de gas TSS paga cuatro  veces más” destacó. Ninguno de estos dos pedidos tuvo respuesta positiva.

 

En ese contexto comenzó la medida de fuerza desde el viernes, con la entrega de las guardias, y el paro de 48 horas desde este lunes. “El acatamiento es masivo” subrayó el dirigente sindical quien aclaró que “en Olavarría decidimos por la situación que se atraviesa con el Covid, no realizar la manifestación fuera de la sede”.

 

El plan de medidas de fuerza impulsado por Stigas incluye otro paro de 48 horas desde el 10 de mayo, paro de 72 horas desde el 17 de mayo y paro de 96 horas desde el 24 de mayo, en caso de no obtener respuesta favorable en la negociación paritaria.

 

Por último, sostuvo que la entrega de las guardias es una medida por tiempo indeterminado: “por la mejora en el pago de guardias, hasta que no nos mejoren el ítem que pagan no lo vamos a volver a hacer” afirmó.