Un nuevo abigeato hace resurgir el pedido por más seguridad en la zona rural

En las últimas horas dos novillos fueron faenados en un sector del partido que ya ha sido foco de diversos reclamos. “No hay solución”, se reclamó desde la Sociedad Rural.


“Tenemos una problemática en lo que es el primero anillo después de la ciudad”. Esa declaración corresponde a Daniel Aycaguer, integrante de la comisión de seguridad de la Sociedad Rural, y pudo haber sido vertida en las últimas horas, a partir de un nuevo abigeato, pero el dato a tener en cuenta es que la dijo hace cerca de 3 meses, lo cual deja en evidencia la continuidad del reclamo y, a la par, la demora en la respuesta.

 

Es que en las últimas horas dos novillos fueron faenados en un sector que en las últimas semanas ha sido foco de reiterados reclamos en pedido de mayor seguridad. “Principalmente en la ruta 226 entre los kilómetros 220 y 235”, fue la explicación realizada a fines de enero por parte de Sebastián Matrella, presidente de la Sociedad Rural. Lo particular de la situación es que en la tarde del último martes volvió a ser damnificado un establecimiento rural de ese sector.

 

 

Fue en este caso la Estancia Santa Elena, a la altura del kilómetro 319 donde un grupo de delincuentes carneó dos novillos, situación que generó no sólo el inicio de actuaciones y averiguaciones desde el Comando de Prevención Rural, sino que además que referentes del sector realicen diversas comunicaciones y consultas para conocer el curso de los reclamos y pedidos iniciados hace ya varios meses.

 

“Estamos complicados”, expresó Aycaguer este miércoles ante la consulta de Central de Noticias, a medida que daba cuenta que días atrás habían tenido un encuentro con autoridades policiales de la ciudad y la zona. En ese marco se le habría planteado la merma en las filas de personal disponible debido, principalmente, a las carpetas médicas por Coronavirus, lo que afectó aún más la disponibilidad de agentes para reforzar estas tareas.

 

 

Es que el reclamo por mayor seguridad se tradujo en una serie de encuentros con funcionarios provinciales, a los que no sólo se les acercó la inquietud y preocupación, sino el planteo formal en pedido de más personal. “Nos prometieron que iban a mandar gente”, enfatizó el productor local sobre esas conversaciones. “Pero no hay solución”, completó.

 

Asimismo, a la par de lo que sucede en ese tramo de la Ruta Nacional 226, expresó que se están dando “hechos por todos lados” a medida que repasaba episodios en las localidades serranas, “donde más nos están pegando”. Por último, enfatizó que desde la Sociedad Rural ya se iniciaron diversas gestiones para lograr algún tipo de respuesta y medidas.