Malestar y preocupación ante la falta de móviles y personal para el ámbito rural

A la reiteración de abigeatos, en las últimas horas se sumó el traslado de un patrullero del CPR, según coincidieron las fuentes consultadas. Impulsan gestiones en el ámbito provincial.


“La preocupación ahora es mayor”, reclamó Pablo González, productor local e integrante del Consejo de Seguridad, ante Central de Noticias cuando se le consultó acerca de la situación de seguridad en los campos del partido.

 

En las últimas horas un establecimiento ubicado sobre la Ruta Nacional 226, un sector que se ha convertido en foco de reclamo desde hace meses, fue atacado por cuatreros que faenaron dos novillos. Sin embargo, no es la reiteración de hechos de abigeato el único motivo del descontento, sino que les llegó el dato del traslado de un móvil a otra dependencia bonaerense.

 

 

Varias fuentes consultadas por este portal dieron sustento a esa versión, e inclusive relataron que un móvil que cumplía con tareas preventivas en los campos locales habría sido remitido “por orden de la superioridad” al distrito de Baradero, en el norte bonaerense. “Una medida sin consultar a nadie”, reprochó González.

 

Como se ha planteado en reiteradas ocasiones, desde el sector rural se viene llevando a cabo un pedido de más recursos en seguridad para los campos del partido, tanto en personal como en patrulleros. Ese planteo no solo fue realizado a referentes locales, sino que también en persona se lo han manifestado a funcionarios provinciales que semanas atrás arribaron a Olavarría ante el recrudecimiento de los casos. “Por qué toman estas medidas pasando por encima de los productores, del Municipio, dejando desprotegida una zona que viene castigada por los hechos”, fustigó el productor local.

 

 

Desde la Subsecretaría de Seguridad Municipal también se dio entidad a estos dichos y se dejó plasmada la preocupación ante la falta de recursos, algo que lejos está de limitarse al ámbito rural, sino que alcanza también a las tareas de seguridad que se realizan tanto en nuestra ciudad como en localidades. Tal es así que Olavarría no ha recibido ni personal ni móviles en algo más de dos años, según coincidieron varias fuentes.

 

Lo concreto, según se finalizó, es que ya se habrían pedido audiencias e iniciado gestiones con funcionarios provinciales para obtener algún tipo de respuesta.