Toma en barrio Lourdes: “Las familias están dispuestas a seguir luchando”

Este lunes vence el plazo para el desalojo voluntario. Los vecinos que permanecen en el lugar esperan ser recibidos por las autoridades.


“Entienden que no se le está ofreciendo ninguna solución”, explicó a Central de Noticias Yessica Almeida, referente local del Polo Obrero y quien desde el inicio del conflicto se encuentra acompañando a las familias en la toma que desde hace ya varias semanas se encuentra vigente sobre el extremo norte del barrio Lourdes.

 

 

En los últimos días todo ha ganado en incertidumbre y tensión. Todo a partir de lo sucedido el último jueves, tras la audiencia de la que tomaron parte no sólo funcionarios locales y provinciales, sino también referentes del reclamo. “Felizmente hubo un acuerdo”, fue lo que enfatizó el titular de la Secretaría de Hábitat de la Defensoría del Pueblo, Alejandro Rusconi, una vez culminado ese encuentro.

 

“Felizmente hubo un acuerdo, lo que nos afirmaron los vecinos delegados es retirarse de la toma con una propuesta del Estado Municipal de ver los casos de las personas que están viviendo en la toma (dado que no todos están viviendo) que son 20 familias”, añadió en aquel entonces el funcionario.

 

 

Sin embargo, un par de días después un grupo de vecinos que también forma parte de la toma emitió un comunicado en el que desconocen ese acuerdo. “Desmentimos que se hayan solucionado los problemas que las distintas familias atravesamos. No se dio ninguna solución concreta a nuestra necesidad de acceder a un terreno para poder construir viviendas dignas. La gran mayoría ya estamos incluidos en el `registro de demanda habitacional´, incluso desde hace años, pero el figurar en ese listado no nos ha solucionado nada”, expresaron en ese escrito a medida que reclamaban por una nueva audiencia, en la que exigieron que esté presente el intendente Ezequiel Galli.

 

Desde allí todo ha transcurrido en una tensa calma, pero el dato a tener en cuenta es que con el cierre de este lunes vence el plazo dado desde la justicia para llevar a cabo un desalojo voluntario de los terrenos, según se narró también tras la audiencia del jueves. Vencido el plazo, “el fiscal podrá informar a la policía para que desaloje”, explicaron días atrás.

 

 

Las voces consultadas no han arrojado mayores precisiones acerca de cómo seguirá todo en las próximas horas, lo único en lo que se coincidió es que el plazo es hasta este lunes inclusive. Luego restará conocer cuál será la determinación que adopte el doctor Miguel Piñeiro, quien actualmente se encuentra subrogando la UFI 10. “La gente sigue en la toma, esperando a ver si les habilitan una nueva reunión”, añadió Almeida, quien agregó que están en continuo contacto con fuentes judiciales para conocer el avance de la causa y, a la par, con la Defensoría del Pueblo para ver si se puede lograr un nuevo encuentro.

 

“En el registro de hábitat local ya están, eso no es garantía de nada, quieren irse de ahí con alguna solución. Si los desalojan de allí van a seguir con el reclamo en otro lugar. Las familias están dispuestas a seguir luchando”, concluyó.