Formación en gestión menstrual, un factor de desigualdad

Movimiento Evita, Somos Barrios de Pie y CCC buscan que “la menstruación sea un tema de la agenda política con el objetivo de reducir desigualdades”. Relevamiento territorial.


En el marco de la Campaña Organización Comunitaria para la Reconstrucción Argentina, que se lleva adelante en diferentes barrios de la ciudad, los movimientos populares organizaron una capacitación sobre gestión menstrual.

 

“Con estas jornadas buscamos analizar y resignificar el sangrado desde una mirada feminista para terminar con los tabúes y que la menstruación sea un tema de la agenda política con el objetivo de reducir desigualdades” se informó desde las organizaciones que impulsaron la iniciativa: Movimiento Evita, Somos Barrios de Pie y CCC (Corriente Clasista y Combativa).

 

 

Se adelantó que a esta instancia le seguirá otra de relevamiento territorial en determinados sectores de la ciudad. El objetivo es que estas organizaciones generen su “propio banco de datos ante la falta de estadísticas oficiales locales sobre la temática”.

 

Salud y economía

 

“Para que esta gestión sea adecuada es necesario que los cuerpos que menstrúan tengan acceso a agua limpia, a instalaciones sanitarias adecuadas, elementos de gestión menstrual y a la información sobre cómo llevar adelante dicho ciclo” se destacó.

 

 

En este sentido Eugenia Petesch, responsable del Frente de Mujeres dijo: “decidimos militar la gestión menstrual porque entendemos que es un factor de desigualdad para los cuerpos menstruantes ya que todos los meses debemos destinar una parte de nuestros ingresos a la compra de estos productos de manera obligatoria”.

 

El contexto económico amplía las desigualdades. “Estos productos a su vez sufren el impacto de la inflación y a eso le sumamos que las mujeres percibimos un 25 por ciento menos en los ingresos en relación con los varones. Por eso sostenemos que esto debe estar en la agenda política, crear medidas que reviertan esta situación y que atiendan nuestras necesidades, por eso los movimientos populares nos ponemos al hombro esa tarea” subrayaron.

 

 

Por otro lado, se planteó la necesidad de “que la población cuente con información, conozca su cuerpo, la variedad de productos que existen para gestionar la menstruación y que cada une elija según sus comodidades”.

 

“Se viene un fuerte trabajo territorial en los barrios de la ciudad para saber de primera mano cuál es el estado de situación respecto a esta temática” adelantaron sobre la siguiente etapa.