Se negó a declarar uno de los acusados por el violento asalto en Pueblo Nuevo

Las pericias confirmaron que el arma que portaba era apta para disparar. El otro acusado sigue internado en el Hospital Municipal.


En la mañana de este martes se concretó finalmente la audiencia de declaración indagatoria para el hombre que fue interceptado en el inicio de la tarde del pasado domingo, minutos después de un violento asalto a una mujer y su hijo en una vivienda ubicada sobre Álvaro Barros al 1500. Vale recordar que ese hecho dejó también como saldo a un hombre con un disparo en la cara, a quien también se lo acusa de haber ingresado a esa propiedad con  fines de robo.

 

 

Según narraron a Central de Noticias fuentes vinculadas a la investigación, se concretó en las últimas horas la audiencia en términos del artículo 308 del Código Procesal Penal, la cual da la ocasión no solo para la imputación formal y notificación de los hechos contra el acusado, sino también la posibilidad de brindar su versión de los hechos. No obstante ello, en este caso el acusado optó por no declarar.

 

Es por ello que la audiencia no se prolongó demasiado pero, a la par, permitió conocer cómo fueron entendidos los hechos desde la fiscalía encabezada por la doctora María Paula Serrano. Todo se desprende del encuadre penal de los hechos. Tal como se había detallado horas atrás, la indagatoria había sido postergada debido a la puesta en marcha de una serie de pericias, algunas de las cuales vinculadas con el arma hallada en la persecución al acusado.

 

 

Esas tareas confirmaron que el arma era apta para ser utilizada, por lo que lo sucedido en el mediodía del último domingo fue tipificado como “robo doblemente agravado, por su comisión con arma de fuego y escalamiento”. El dato a tener en cuenta es que esta imputación alcanza a los acusados, pero quien fue capturado minutos después de los hechos afronta además cargos por “portación ilegal de arma de fuego” y “coacción agravada”, ya que también con esa misma arma habría amenazado y atacado a las víctimas.

 

Por otra parte, se aguarda por la evolución médica del segundo acusado para también poder indagarlo y cumplir con las medidas procesales. Por último, la fiscal María Paula Serrano elevó ante el juzgado de Garantías en turno, el N° 1 de la doctora Fabiana San Román, el planteo para convertir en detención la aprehensión de los dos imputados.