Nuevas medidas de confinamiento: “Es el peor momento desde que inició la pandemia”

El presidente Alberto Fernández encabezó una conferencia de prensa en la que anunció nuevas restricciones para frenar el avance de los contagios.


“Siempre les hablé con la verdad, pero hay verdades que están por encima de los desacuerdos”. De esa manera el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, inició alrededor de las 20:30 de este jueves una cadena nacional en la que anunció, tal como venía girando desde hacía ya varias horas, nuevas restricciones que comenzarán a regir desde la hora 0 del sábado, con el objetivo de frenar el abultado y sostenido aumento de casos que está registrando el país.

 

 

“Es el peor momento desde que inició la pandemia”, enfatizó Fernández, a medida que daba cuenta que “estamos teniendo la mayor cantidad de casos y fallecidos”. “No podemos naturalizar tanta tragedia”, completó.

 

En ese marco también envió varios mensajes de tenor político. “No es momento de especulaciones”, deslizó y agregó que “un país no puede tener 24 estrategias sanitarias, hay una sola pandemia que inexorablemente se expande sobre todo el territorio”, mientras recordaba cómo “hubo decisiones que nos compartimos, algunas que fueron judicialmente avaladas”, en una clara alusión a lo sucedido en la Capital Federal con respecto a la presencialidad en las escuelas.

 

Las medidas

 

En cuanto a las medidas el Presidente de la Nación detalló que alcanzará a aquellos distritos de “alto riesgo” o “alarma epidemiológico”. Según el mapa difundido en la cadena nacional Olavarría no sería alcanzada por estas restricciones, pero deberá aguardarse, en primera instancia, la “letra chica” del Decreto de Necesidad Urgencia que en las próximas horas será emitido desde Presidencia y, posteriormente, su aplicación desde el gobierno de la Provincia, que utiliza su propio sistema de fases, en el cual nuestro Partido sigue en la 3.

 

 

Las restricciones comenzarán a regir desde la hora 0 del sábado hasta el domingo 30 de mayo inclusive. “Es una decisión que dura 9 días y solo involucra 3 días hábiles”, explicó tras referir que quedarán prohibidas las actividades sociales, económicas, educativas y deportivas en forma presencial.

 

La circulación sólo estará permitida hasta las 18 pero en las cercanías de los domicilios particulares. En cuanto a las actividades, sólo seguirán aquellas consideradas como esenciales, priorizando el envío a domicilio. Sólo podrán circular excepcionalmente las personas autorizadas.

 

 

“Salir solo para lo impostergable”, pidió. “Maximizar los cuidados y no participar de reuniones sociales”, agregó en la petición. Por último, reconoció que “soy plenamente consciente que esta medidas generan dificultades” y anunció un incremento en las inversiones para acompañar a los sectores más afectados y vulnerables.

 

Medidas adicionales para empresas y familias

 

Empresas:

 

● Ampliación del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) para atender a los sectores que se verán afectados por las medidas: comercio y otros. La inversión en este programa estará en torno a los $52.000 millones.

● Incremento del monto del salario complementario para las y los trabajadores de los sectores críticos y la salud, que pasa de $18.000 a $22.000. La inversión prevista es de $6.000 millones.

● Incorporación del sector gastronómico al REPRO y reducción de las contribuciones patronales en los sectores críticos, por $8.500 millones.

 

Familias:

 

● Desde este viernes hasta fin de mes se inyectarán 18 mil millones de pesos en los bolsillos de las familias beneficiarias con la tarjeta Alimentar. Esto lo anunció el presidente el viernes 7 de mayo.

● Ampliación de la Tarjeta Alimentar que permitirá fortalecer los ingresos de las familias con menores de hasta 14 años. La medida alcanza a casi 4 millones de niños, niñas y adolescentes. La inversión mensual para financiar la Tarjeta Alimentar será de $18.100 millones y se comienza a pagar el viernes 21 de mayo.

● Ampliación del Programa Progresar con becas para la terminación de la primaria y la secundaria, la capacitación profesional, el cursado de carreras universitarias y, también, para formar enfermeros y enfermeras. El objetivo del programa es llegar a 1 millón de jóvenes en todo el país con becas mensuales de entre $3.600 y $9.600. Las becas se pagan durante todo el año (12 meses). La inversión durante este año supera los $28.000 millones.

● Ampliación de la AUH y asignaciones familiares. El objetivo es llegar a 700.000 y el estimado es de $29.000 millones.

● Se transformó el Programa Potenciar Trabajo para asociarlos con distintas actividades productivas de la economía popular. Los 920.000 trabajadoras y trabajadores de este programa cobrarán en mayo $12.204 y hacia fin de año $14.040. La inversión anual estimada para este programa es de $167.000 millones.

 

Sectores:

 

● Cultura y Turismo. Se han reforzado las partidas presupuestarias para asistir a estos sectores en más de $4.700 millones.

●Fortalecimiento del Sistema de Salud. Para la atención de la segunda ola del COVID, se estima una inversión de $144.000 millones. Incluye la inversión en vacunas de $72.000 millones, el bono por 3 meses de $6.550 para 700.000 trabajadores y trabajadoras de la salud y $36.000 millones de reducción de contribuciones patronales y del impuesto a los créditos y débitos bancarios para las empresas del sector, entre otras partidas. Con estas políticas estamos llegando a casi 6 millones de niños, niñas y jóvenes: a través de la Tarjeta Alimentar, la ampliación de AUH y el Programa Progresar.

La reducción del impuesto a las ganancias para las y los trabajadores del sistema privado registrado, hará que cerca de 1.270.000 de trabajadores y jubilados dejen de pagar este impuesto con retroactividad a enero. La devolución de los importes retenidos se hará en 5 cuotas a partir del mes de julio. Esto equivale a un esfuerzo fiscal de más de $40.000 millones.

El paquete de medidas que se han ido anunciando para morigerar el impacto de la segunda ola de COVID supone un gasto, por encima de lo establecido en el Presupuesto 2021, superior a los $480.000 millones (1.3% del PIB).

Este incremento del gasto será financiado a través de los mayores ingresos explicado por el Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas y el aumento de la recaudación.