Ubaldo García: “en un año de pandemia ajustaron por 600 millones”

El concejal del Frente de Todos se refirió a la rendición de cuentas 2020. Además cuestionó que hay “serios inconvenientes prácticos en el análisis del expediente”.


El concejal Ubaldo García (Frente de Todos) adelantó algunos aspectos del análisis de la Rendición de Cuentas 2020 que se debatirá esta semana en el Concejo Deliberante, aún sin fecha cierta para la sesión.

 

“En 6 meses de campaña durante el 2019 se gastaron 400 millones de pesos, en un año de pandemia ajustaron por 600 millones” cuestionó a la gestión municipal.

 

Desde el Frente de Todos se informó asimismo que en la reunión de la comisión de Hacienda que se concretó este lunes se “plantearon los serios inconvenientes prácticos en el análisis del expediente” y se resaltó que “el RAFAM no funciona”.

 

Este último aspecto es de amplia importancia para el acceso a la información contable y administrativa del Municipio en el marco del tema que analizan los concejales.

 

Los números del año pasado

 

El contador García declaró: “indefectiblemente el 2020 fue un año atípico y muy difícil, pero en uno de los peores momentos de Olavarría el municipio realizó un ajuste por 600 millones de pesos. Recortó el presupuesto en diferentes áreas, siendo la más afectada Obras Públicas”.

 

Destacó que “este desfinanciamiento no significó mayores recursos para la salud pública como informó el Secretario de Gobierno Hilario Galli”, en relación a la intervención del funcionario en la sesión legislativa anterior.

 

“Todo lo contrario, durante 2020 se frenó la obra del Hospital que permitía mayor capacidad de respuesta en el contexto de pandemia. Paralelamente desde el Estado Provincial y Nacional priorizaron y aumentaron las obras en el sistema sanitario dotando de camas, respiradores e insumos a todos los efectores de salud. En la provincia pasaron de 800 camas de UTI a más de 2500” añadió García.

 

En la comisión

 

El concejal volvió sobre lo sucedido en la comisión de Hacienda en la mañana del lunes: “se decidió por mayoría plantear los serios inconvenientes prácticos en el análisis del expediente. La realidad es que el RAFAM, que es donde se pueden ver los movimientos que realiza el municipio no funciona desde el 10 de mayo por ‘problemas técnicos’”.

 

Por último y en la misma línea sostuvo que “una vez más, la transparencia de la cual Cambiemos tanto habla no se ve reflejada en los hechos”.

 

Interpretó que “distintas maniobras a la hora de disfrazar los verdaderos números que maneja el Municipio y los ajustes realizados en plena pandemia no hacen más que ratificar que sus prioridades son otras”.