Corte de ruta 226: “Están buscando una salida represiva”

Desde la Corriente 1° de Mayo se cuestionó el “silencio” del gobierno nacional ante la protesta y esperan que Provincia interceda para llegar a “una salida política y pacífica”.


Se prolonga el conflicto y las medidas de fuerza en las rutas nacionales de la Provincia de Buenos Aires, en el marco de las protestas realizadas por la Corriente Nacional 1° de Mayo en pedido de “producción y trabajo”, un reclamo dirigido de manera directa hacia el gobierno nacional, pero que en las últimas horas ha dado lugar a gestiones y comunicaciones para que sea la provincia e inclusive los municipios quienes oficien de mediadores para arribar a una solución en el corto plazo.

 

Fue en el inicio de la mañana del último miércoles cuando un importante grupo de personas se acercó y cortó la Ruta Nacional 226, a la altura de la rotonda con la avenida Eva Perón, ex Circunvalación. El dato a tener en cuenta es que medidas de idéntica índole se adoptaron sobre la Ruta 3, en el partido de Azul, y en distintos tramos de la Ruta 226 en las cercanías a los accesos a Tandil y Mar del Plata respectivamente, donde además diversas agrupaciones se plegaron al reclamo y dieron lugar a cerca de una decena de cortes complementarios.

 

 

“La situación es la misma”, narró a Central de Noticias Griselda Altamirano, referente regional de la organización que cómo exponente nacional tiene a Carlos “El Perro” Santillán, secretario general del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales de Jujuy. “No hemos tenido comunicación del gobierno nacional, pero sí hemos estado hablando con algunos funcionarios de la Provincia, porque nosotros lo que estamos pidiendo es la intervención de la Provincia o los municipios como mediadores en el conflicto, frente al silencio del gobierno nacional”, agregó.

 

“Consideramos que están buscando una salida represiva”, reiteró en varias ocasiones Altamirano, a medida que daba cuentas no sólo de la falta de respuestas o gestos que acerquen a un acuerdo, sino también al incremento de la presencia de personal policial en los cortes. “Están contando, sacando fotos”, señaló en actitudes que entendió como “paso previo a una orden de desalojo”. “Responsabilizamos al gobierno nacional de lo que suceda”, enfatizó.

 

 

Tal como lo había  narrado el miércoles a este portal, “nuestro único objetivo es que nuestros compañeros tengan un trabajo digno, que ese trabajo digno venga de la producción y del trabajo, no de un subsidio”. “Nuestros proyectos son realizables, son viables”, continuó mientras reprochaba que esa labor debería no sólo ser escuchada por los Ministerios de Desarrollo Social o de Trabajo, sino precisamente ser llevada a cabo y proyectada por funcionarios de esas áreas.

 

Por último, volvió a pedir al gobierno nacional que, “si se dicen nacionales y populares”, “no combatirnos como fuéramos el enemigo”.