Tras la dura respuesta de ADESO, Arouxet y Lascano ratificaron el análisis

Estamos convencidos que nos merecemos un mundo mejor” indicaron y señalaron “ser fruto de la educación pública, estamos orgullosos de eso”. Lamentaron una “mala interpretación”.


Luego de la dura respuesta de los directores de escuelas por los dichos de la concejal Celeste Arouxet y el secretario Guillermo Lascano, los dirigentes políticos “ratificaron” el análisis realizado días atrás “convencidos que nos merecemos un futuro mejor”.

Aclararon que los integrantes de Radicales en Juntos por el Cambio “somos fruto de la educación pública y estamos orgullosos de serlo y la defendemos contando la verdad, visibilizando la problemática porque queremos más y mejor educación pública”.

En ese sentido, “no nos referimos o ponemos en cuestionamiento la calidad o desempeño de los docentes y maestros, que en su mayoría no sólo cumplen con su rol de formadores sino también con otros ajenos a su función, pero lo hacen porque llevan implícito su gran vocación de servicio y profesionalismo” sino que en realidad“a la problemática adyacente como infraestructura, tecnologías, reconocimiento y desigualdad estructural de nuestros niños a la hora de acceder a los contenidos”.

Comprendemos la irritación y nos hacemos cargo de la parte que nos toda como dirigentes pero también necesitamos que todos los que orgullosamente forman parte de la educación pública, también lo hagan”.

El contexto de pandemia “puso al desnudo las diferencias y problemática de la sociedad” dando cuenta de que hoy 7 de cada 10 chicos son pobres y muchos de ellos ni siquiera tuvieron acceso a las escuelas porque estuvieron cerradas y muchas familias no cuentan con los recursos ni siquiera para tener un plato de comida en su mesa y menos aún, cuentan con las herramientas tecnológicas para acceder a los contenidos mínimos educativos e inclusive ni siquiera cuentan con una vivienda preparada para tal fin”.

Señalaron que de todo el análisis realizado, “tenemos dos caminos: transformar esto en una discusión ideológica sin sentido, y otro visibilizar la problemática y hacerse cargo independientemente del color político que más les guste”, dado que según Arouxet y Lascano “pareciera que hoy no tenemos ningún problema en la sociedad, se solucionaron todos los males, los docentes están bien remunerados, no tenemos problemas edilicios en las escuelas, etc”.

Pareciera que desde diciembre de 2019 se solucionaron todos los inconvenientes, se acabó la lucha y los reclamos y tuvimos un cambio rotundo, para bien. Lo único que cambió fue un gobierno pero los problemas de fondo siguen estando e inclusive se agudizaron”.

Para cerrar, lamentaron que “se mal interprete un análisis que tiene otra finalidad y es resaltar que con el aporte significativo que hace la sociedad nos merecemos mejor calidad de servicio público, más y mejor educación pública, empleos de calidad, un techo digno, una mejor clase política y en definitiva, un futuro mejor”.