Sigue la protesta en la Ruta 226 y se sumarán nuevos cortes a la altura de Tandil

“El desalojo es inminente”, planteo Griselda Altamirano, referente de la Corriente Nacional 1° de Mayo, en una entrevista con Radio Universidad. Las medidas se replican también en Azul y Mar del Plata.


“Quieren combatir a las organizaciones que garantizamos en el territorio que los compañeros tengan un plan de comida”, se quejó Griselda Altamirano en una entrevista concedida a Radio Universidad FM 90.1 en la mañana de este lunes, en la que no sólo ratificó la continuidad de las protestas en las Rutas Nacionales 3 y 226, sino que además anticipó que con el correr de las próximas horas se sumarán nuevos cortes a la circulación.

 

 

Desde la jornada del pasado miércoles que la circulación sobre la Ruta Nacional 226, a la altura de la rotonda con avenida Circunvalación, se encuentra completamente cortada debido a una medida dispuesta desde la Corriente Nacional 1° de Mayo, agrupación que tiene como máximo referente a Carlos “El Perro” Santillán, quien días atrás dialogó con este portal y le envió su apoyo a los manifestantes que se encuentran realizando protestas no sólo en el partido de Olavarría, sino también en Azul, Tandil y Mar del Plata.

 

“Producción y Trabajo”, son los estandartes del reclamo que vienen llevando adelante. Altamirano narró que previo a tomar las rutas entregaron un petitorio de 17 páginas, en el que se daba cuenta de “proyectos productivos como alternativas a la asistencia, al plan social y clientelismo que están instalando las organizaciones alineadas al gobierno”. Días más tarde, a mediados de mayo, realizaron una marcha en la que se dio un plazo de 10 días para convocar una mesa de diálogo, instancia que nunca se concretó y que dio fundamento a los cortes que aún persisten.

 

 

Altamirano expresó que desde que están en las rutas las gestiones y contacto no han sido los esperados. Narró que a pocos días de haber iniciado con las protestas “tuvimos una comunicación, ni siquiera con gente de Nación, fue con gente del gabinete de Berni (Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires) preocupados por la situación que se daba en el tránsito”. “Nación se mantiene que no va a negociar el trabajo, ni los convenios ni con los programas”, reprochó a medida que daba cuenta “mandan a negociar un funcionario de tercera línea”.

 

“Estamos planteando trabajo, recuperar el aparato productivo, las economías regionales. No es un conflicto de recursos, es un conflicto político, de clientelismo, de quitarnos independencia a las organizaciones”, cuestionó mientras consideraba que, ante la falta de gestos, “el desalojo es inminente”.

 

 

Consciente de esa situación las organizaciones y manifestantes resolvieron incrementar la presencia en las rutas para poder arribar a una salida política. En las próximas horas van a sumar nuevos cortes sobre la Ruta Nacional 226 en el partido de Tandil, pero con la intención de llegar inclusive a la colectora con la Ruta Nacional 3. “Que nos desalojen el costo político va a ser de ellos”, enfatizó.

 

“Esto es simple, convenios con el estado, viviendas, solución habitacional para los compañeros, herramientas de trabajo. Nosotros tenemos que salir de esta situacion de planes sociales clientelismo. Ellos nos siguen ofreciendo lo mismo de siempre, asistencia. No nos pueden seguir teniendo de rehenes de todo. Ya no. Así que a esperar el desalojo y a enfrentar. Llenaran las cárceles de militantes como lo hacía Macri”, finalizó.