Azul: escándalo por una presunta retención de mercadería valuada en 3.5 millones de pesos

Estaba acopiada en una Escuela Especial de la vecina ciudad. La denuncia fue realizada por autoridades educativas, quienes acusaron de “negligencia extrema” al Consejo Escolar. 


En las últimas horas, un escándalo sacudió al ámbito educativo de Azul: autoridades educativas denunciaron la presunta retención de mercadería valuada en 3.5 millones de pesos en una escuela especial.

 

Esta mercadería debía entregarse a estudiantes que reciben bolsones correspondientes al Servicio Alimentario Escolar (SAE) según confirmó el portal Infocielo.

 

La acusación fue realizada por un consejero escolar del Frente de Todos, Juan Ramírez, junto a la inspectora Jefa Distrital de Educación, Claudia Bustos. Los alimentos, valuados en tres millones y medio de pesos, estaban almacenados en una Escuela Especial y no fueron distribuidos.

 

Por la demanda intervino el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad Provincial. Incluso, en la ciudad estuvo presente Gastón Castagneto, director del SAE.

 

 

La Jefa Distrital indicó, en diálogo con el medio provincial, que había “mala comunicación” con el Consejo Escolar y desde 2020 había entrega de mercadería que no pertenecía al sistema educativo, y que desde junio de 2020 se utilizó el SUM de la Escuela 504 para acopio de mercadería por su gran cantidad.

 

Tras idas y vueltas y negativas de permitir a Bustos recorrer el SUM, la amenaza de una denuncia permitió dicha recorrida. Allí, “me sorprendió la cantidad de mercadería que había. Pensamos en hacer un inventario y es una cantidad enorme de mercadería valuada en 3,5 millones de pesos. Tomé nota de las fechas de vencimiento y me comuniqué con la Jefatura Regional y elevé un informe y a partir de allí llegó a Inspección General y la Dirección de Consejos Escolares que inicia la investigación”.

 

La Jefa Distrital de Azul mostró su sorpresa “porque en ocho o nueve meses no hayan informado sobre estos remanentes de mercadería. Dudo que sean remanentes por la cantidad y por la forma que estaba acopiada en un principio. Hoy cuando fuimos estaba limpio el lugar, retiraron las bolsas de basura, pero cuando fuimos el 11 de mayo no estaba así. La mercadería estaba tirada en el piso, en una zona donde hay madereras y hay presencia de roedores”.

 

Indicaron que el acopio data, como mínimo, desde hace más de seis meses dado que “la leche fluida vence en octubre y la normativa dice que no se puede entregar mercadería con una fecha inferior a seis meses” y adelantó que director del SAE, Gastón Castagneto “pidió se haga un control bromatológico para ver si puede ser consumido por humanos”.

 

“Acá ha habido una negligencia extrema porque siempre rindieron el 100% del SAE cuando no se ejecutaba en su totalidad. Ellos mandaban a decir que ejecutaban el 100% y entregaban menos cantidad y nunca lo informaron. No sabemos que pensaban hacer con la mercadería que sobraba. Dejan muchas dudas, hay negligencia con el dinero del Estado” concluyó.

 

Desde el Consejo Escolar realizaron una conferencia de prensa y señalaron que todos los consejeros -y también la Jefa Regional de Educación- estaban al tanto de esa situación. Incluso, señalaron que como los proveedores comenzaron a entregar directamente en las escuelas, “a veces los directivos necesitan algún bolsón de urgencia para las familias y nosotros cubrimos esas necesidades. Después no lo tocamos, porque es una entrega que debe hacerse entre las distintas áreas de educación”.

 

Además, indicaron que el tema fue planteado “de manera ilógica porque hay intereses y chicanas en el medio”.