Robo y persecución: Más detalles del preocupante episodio

El adolescente sufrió lesiones de menor carácter y afronta una causa por hurto. La mujer que manejaba el Gol quedó imputada, en principio, por “lesiones”.


En la tarde de este sábado un preocupante episodio tuvo como escenario distintos sectores del barrio Pueblo Nuevo, los cuales quedaron unidos a partir de la persecución realizada por dos mujeres para poder alcanzar a un adolescente que había robado la bicicleta de una de ellas. El episodio ahora es investigado desde la Justicia y dio lugar a dos causas judiciales paralelas.

 

Todo se inició con el comienzo de la tarde de este sábado sobre el cruce de Independencia y Hornos, donde dos mujeres dialogaban en la vereda. Una de ellas había llegado a ese lugar a bordo de su bicicleta, la cual había dejado a pocos metros de ella.

 

 

Según señalaron las fuentes consultadas por este medio, un grupo integrado por al menos tres adolescente habría pasado en reiteradas ocasiones por el lugar y en un momento de descuido uno de ellos se apoderó de la bicicleta y escapó rápidamente de allí. La mujer comenzó a gritar y pedir auxilio y fue precisamente su amiga quien sacó el auto, un Volkswagen Gol, y ambas comenzaron la búsqueda del delincuente.

 

Tras perderlo de vista por algunos minutos lo vieron a la altura del cruce de Álvaro Barros y Piedras, arteria que tomaron en sentido contrario a la circulación y donde, además, terminaron embistiendo tanto la bicicleta que guiaba el adolescente como un Peugeot que estaba estacionado. El chico, de 16 años, fue trasladado de inmediato al Hospital Municipal “Doctor Héctor Cura”, donde se determinó que había registrado golpes y escoriaciones menores.

 

 

Se logró conocer que se le iniciaron actuaciones por “hurto in fraganti delito”, con la intervención del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil, desde donde se dispuso que sea entregado a sus padres. A la par, se detalló que quien guiaba el Gol, una mujer de 56 años, quedó acusada en principio por el delito de “lesiones”. Fue notificada del inicio de esas actuaciones en su contra y ahora se encuentra a disposición de la fiscalía en turno, la N° 10 del doctor Miguel Piñeiro.

 

En los hechos, además de personal médico, también tomaron parte agentes del Comando de Patrullas, quienes asistieron a las personas implicadas y preservaron la escena hasta el arribo de peritos de la División Científica de la policía Bonaerense, de quienes ahora se aguardan los resultados de las medidas de prueba para establecer con certezas cómo se dieron los hechos.