Acceso al hábitat en la región: “progresivo y creciente nivel de demandas urgentes”

Lo definió la investigadora Agustina Girado tras el inicio del ciclo de charlas “Acceso Justo al Hábitat” que impulsa la Facultad de Ciencias Sociales de Unicen. Debate por el acceso al hábitat en la región centro de la provincia: la situación es “crítica”.


El ciclo de charlas “Acceso Justo al Hábitat” comenzó el 31 de mayo y los próximos encuentros virtuales se concretarán el 28 de junio y el 12 de julio, en el marco de una serie de actividades coordinadas por un grupo de instituciones que avanzan en la creación de la “Mesa Regional de Acceso Justo a la Vivienda y el Hábitat”.

 

Este Ciclo es organizado por la Facultad de Ciencias Sociales, la Facultad de Derecho, la Facultad de Ingeniería y la de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional del Centro, además del Colegio de Arquitectos Distrito VIII de la provincia de Buenos Aires, la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, la Defensoría del Pueblo de Tandil, el Colegio de Trabajadores Sociales de la provincia de Buenos Aires; el Programa Observatorio Social; los equipos de los Proyectos de Extensión de UNICEN “Derecho a la ciudad y metodologías participativas” y “El derecho constitucional a la vivienda digna en Tandil”, con la adhesión de la Defensa Pública del Departamento Judicial de Azul.

 

En el primer encuentro participaron Eduardo Reese, arquitecto, especialista en Planificación Urbana Regional y docente de la Universidad Nacional de General Sarmiento; y Ana Pastor, integrante de Madre Tierra y promotora del “Observatorio de la ley de Acceso Justo al Hábitat”.

 

 

Agustina Girado, investigadora y docente de la Facultad de Ciencias Sociales e integrante del equipo de extensión “Derecho a la ciudad y metodologías participativas” (FCH-UNICEN), resaltó que el balance de la primera actividad fue positivo.

 

“No sólo contamos con la exposición de dos referentes a nivel nacional en lo que hace a la cuestión urbana-habitacional y, particularmente, a la Ley de Acceso Justo al Hábitat N° 14.449; sino que también hubo una importante participación de personas de diferentes localidades de la provincia de Buenos Aires” consideró.

 

Asistieron interesados desde Azul, Tandil, Olavarría, General La Madrid, Las Flores, Bolívar, Rauch, Tapalqué, Benito Juárez y General Alvear.

 

Girado refirió que “la charla posibilitó socializar aspectos centrales de la Ley de Acceso Justo al Hábitat como son sus principios rectores, los diferentes instrumentos que contempla, los mecanismos de participación de la sociedad civil -particularmente los Consejo Locales-, y un estado de situación en lo que respecta a su aplicación y a los avances en diferentes municipios”. Señaló que “la socialización de inquietudes y experiencias de trabajo por parte de los participantes propició un interesante y significativo debate e intercambio, reafirmándose la relevancia que la temática posee en la provincia de Buenos Aires”.

 

La situación en Olavarría, Azul y Tandil

 

“La propuesta del ciclo de charlas surge como parte del diagnóstico crítico que un conjunto de instituciones realizamos sobre el problema de la vivienda y el acceso al hábitat en la región del centro de la Provincia de Buenos Aires” planteó la doctora Girado.

 

 

 

Comentó además que “es destacable el progresivo y creciente nivel de demandas urgentes vinculadas a problemas de falta de vivienda, a la necesidad de adecuación de las mismas y a los requerimientos de acceso a servicios básicos esenciales, tanto en el marco de procesos individuales como colectivos, sean judiciales y/o extrajudiciales”.

 

La especialista en la temática expuso que “durante las últimas décadas hemos visto que el crecimiento del déficit habitacional y de la informalidad urbana fue acompañado por un aumento en las dinámicas de segregación espacial de la población, de fragmentación territorial, de valorización diferencial del suelo urbano, de procesos de privatización y mercantilización del espacio público, y de una mayor inquilinización de la población”. El cuadro de situación tiene características de gravedad similar en Tandil, Azul y Olavarría, “más allá de las particularidades que adquiere la problemática urbano-habitacional” en cada distrito.

 

La crisis y la emergencia por la pandemia del Covid-19 “no sólo agravó la problemática habitacional sino que además dejó en evidencia la vinculación existente entre acceso al hábitat y salud. Las medidas recomendadas para el cuidado personal y familiar así como la consigna ‘Quedate en casa’ pusieron en el centro de la escena las desiguales experiencias de vivir en la ciudad”.

 

Girado refirió además que la vulnerabilidad social y la precariedad habitacional que padecen variados actores sociales, particularmente los sectores populares, “obliga a continuar problematizando el (no) acceso al hábitat y el rol del Estado”.

 

Ley de Acceso Justo al Hábitat

 

Los municipios de Azul, Tandil y Olavarría adhirieron a la ley Nº 14.449, pero “hasta el momento, en ninguna de las tres ciudades se encuentran en funcionamiento los consejos locales de hábitat, aunque se destacan algunas acciones incipientes” añadió Girado.

 

Mencionó que el año pasado en Olavarría la Mesa de Emergencia presentó ante el HCD un proyecto de resolución para solicitar la implementación efectiva del proyecto de la ordenanza Nº 3916/15, aprobado por unanimidad en 2015, ya que en su artículo 4º contempla la creación del “Consejo Local de Vivienda, Hábitat y Derecho a la Ciudad”. Similares situaciones sucedieron en Azul y Tandil a través de distintos organismos.

 

En este contexto, planteó que “uno de los aspectos que surgió en la primera charla, y que se profundizará en las que restan, es el rol central que detenta el Estado, particularmente los gobiernos municipales, en la gestión del acceso justo al hábitat y en garantizar variados derechos. Por este motivo, entendemos que la Ley 14.449 constituye una herramienta clave para propiciar una gestión democrática de la ciudad”.

 

Fuente: Secretaría de Extensión, Bienestar y Transferencia; Comunicación Institucional; Facultad de Ciencias Sociales – UNICEN