Hacen obligatorias las cámaras de seguridad en los colectivos nuevos

Así lo dispuso la Provincia para el transporte público de pasajeros. Lo estableció una ley de 2018 y se busca avanzar en el cumplimiento.


Las unidades de transporte público de pasajeros nuevas que las compañías sumen a su plantel deberán contar con cámaras de seguridad en el ámbito de la provincia de Buenos Aires, según una resolución que firmó el Gobierno.

 

Al respecto, el subsecretario de Transporte de la provincia de Buenos Aires, Alejo Supply, firmó la resolución para instalar cámaras en colectivos junto al ministro de Seguridad, Sergio Berni, y el secretario General de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández.

 

Con la nueva normativa, cada colectivo que se incorpore para prestar servicio en el ámbito bonaerense deberá contar con equipo de cámaras. Esto se suma a que en 2018 se reglamentó la ley Nº 14.897, que estableció la obligación para que todas las unidades de transporte público de pasajeros de jurisdicción provincial y municipal cuenten con dispositivos que graben en tiempo real.

 

En abril de 2018, luego del asesinato del chofer Leandro Alcaraz en La Matanza, se reglamentó la ley -había sido sancionada en diciembre de 2016- para obligar a las empresas a instalar los dispositivos en los vehículos. Sin embargo, el plazo de 180 días del principio no se cumplió, ya que las empresas argumentaron dificultades económicas para enfrentar la erogación de dinero que representaba instalar las cámaras. Recién a mediados de 2019 empezaron a colocarse las primeras cámaras, aunque a un ritmo muy lento.

 

Ahora, la Subsecretaría de Transporte estableció que dentro de los 180 días a partir de la publicación de esta nueva resolución reglamentaria, las empresas prestadoras de servicio deberán presentar un plan de adecuación a la ley de todas las unidades que ya se encuentren en funcionamiento.

 

El tiempo de ejecución del mismo será de 12 meses, mientras que los equipos instalados en el parque automotor tendrán que ser homologados de acuerdo a las características dispuestas por la cartera conducida por Sergio Berni.

 

Tanto el incumplimiento de la colocación de las cámaras de seguridad en las unidades, como el mal funcionamiento de las mismas, puede llevar a desafectar a la unidad del parque automotor autorizado para prestar servicios, como así también la inhabilitación temporaria o definitiva.

 

Del total del parque automotor de la provincia de Buenos Aires se renueva anualmente el 10% de las unidades, lo que implicaría que por año 2 mil colectivos comenzarían a prestar servicio con los equipos instalados.

 

Las cámaras están conectadas a un centro de monitoreo operado por personal del 911, que ante situación de emergencia dan aviso al personal más próximo para asistir al chofer y los usuarios, indicaron.

 

Fuente: Agencia DIB