Secuestro de cocaína: “Vamos a pedir la nulidad de la imputación”

El doctor Sergio Roldán, defensor de Pedro Castañares, relató que su cliente declaró ante la Justicia y que se desligó de la cochera donde fue hallada la cocaína. Los detalles.


“Entendemos que Castañares no tiene nada que ver el material secuestrado”, de esa manera el doctor Sergio Roldan planteó a Central de Noticias cuál va a ser la postura que va a llevar adelante en el marco de la defensa de Pedro Rolando Castañares, el olavarriense que fue detenido en las últimas horas y se lo acusa de ser el dueño de los más de 7 kilos de cocaína que fueron hallados en el interior de un complejo de cocheras en el barrio UTA.

 

 

En la jornada de este jueves se concretó la audiencia de declaración indagatoria, que fue liderada por el fiscal en estupefacientes, Lucas Moyano. Castañares concurrió junto a su defensor particular, Sergio Roldán, quien en diálogo con este portal señaló que su cliente no se proclamó acerca del hallazgo de estupefacientes, sino que únicamente lo hizo con respecto al contrato de alquiler de una de las cocheras, que no sería precisamente en la que se encontraron los “panes” de cocaína.

 

“Nada tiene que ver”, enfatizó el letrado olavarriense a medida que daba cuenta que en los documentos que ya son parte de la causa se lo ubicaría a Castañares como locatario del a cochera 4, mientras que la sustancia y armas habrían sido incautadas de la número 8. En ese marco, señaló que en primera instancia tendrá que aclararse la situación de los otros dos inquilinos, en alusión a uno que presuntamente habría dejado de pagar por ese espacio y su sucesor, quien abrir el lugar permitió el hallazgo.

 

Roldán reveló que a Castañares ya le fue conseguido un cupo para ser alojado en la Unidad 2 de Sierra Chica.

 

Fue por ello que anticipó que “vamos a plantear la nulidad de la imputación” y, además, el cambio de competencia para que las actuaciones migren al Fuero Federal.

 

Asimismo, también enfatizó que requerirá la nulidad de las tareas efectuadas en las últimas horas a partir de la “pérdida de cadena de custodia” de los elementos incautados y, más aún, la “nulidad de las escuchas telefónicas” que se le habrían seguido a Castañares en el último tiempo, una evidencia que fue mencionada durante la conferencia de prensa realizada en la noche del último miércoles.