Allanamiento por abigeatos: “Se obtuvo material de suma importancia para la investigación”

Así lo enfatizó el fiscal Lucas Moyano en el marco de los allanamientos en lo que se incautaron más de 20 kilos de carne y un arma.


En la tarde de este martes un allanamiento encabezado desde la Sub DDI local, con la colaboración de agentes del Comando de Prevención Rural y también de la subcomisaría de Loma Negra, permitieron el secuestro de numerosos elementos de interés probatorio que serán claves no sólo para establecer si efectivamente corresponden a algunos de los abigeatos registrados últimamente en campos de la ciudad, sino también para esclarecer la situación procesal del titular de un domicilio ubicado sobre avenida Urquiza y Calle 4, precisamente donde se focalizaron las tareas en las últimas horas.

 

Tareas de inteligencia y relevamientos policiales en torno a abigeatos recientes avanzaron sobre ese domicilio, cosechando los elementos que fueron ponderados por el doctor Carlos Villamarín para conceder la realización del allanamiento en el lugar. Según se detalló a este portal, más de 22 kilos de carne vacuna, una carabina calibre 22 y municiones, cuchillas y diversas prendas de vestir y calzados con presuntas manchas de sangre fueron el saldo de las pesquisas en el lugar.

 

 

Cada uno de esos elementos fueron recogidos por peritos de la división Científica de la policía Bonaerense y serán sujetos a diversas medidas de prueba en las próximas horas, entre las que sobresalen las tareas de cotejo de ADN para establecer si corresponden a los animales faenados en los últimos días. Fue por ello que el fiscal Lucas Moyano enfatizó que “se obtuvo material de suma importancia para la investigación”.

 

Se trata del fiscal titular de la ayudantía en Delitos Rurales, que tiene como coordinador al doctor Juan Mañero, a quien también se lo pudo ver en la escena. “Lamentablemente han ocurrido varios hechos, tenemos nuestras sospechas de que correspondería a uno en particular, pero no descartamos otros”, añadió Moyano sobre lo incautado.

 

 

“Lo importante es hacer estos operativos para secuestrar esta carne”, enfatizó el funcionario judicial olavarriense, quien apeló a la “responsabilidad solidaria” de la comunidad para que no nutra esta red ilegal de comercialización al comprar carne por fuera de los canales permitidos. “Por más que sea económica, estamos perjudicando a un vecino”, subrayó a medida que ahondaba también en los “riesgos sanitarios” que puede producir consumir cortes que no pasan por los controles legales. Fue por ello también que personal de la Dirección de Bromatología Municipal fue parte de las tareas.

 

Si de la esfera municipal se da cuenta no se puede omitir el arribo del subsecretario de Seguridad Daniel Borra, quien se acercó al lugar y narró que “estamos atrás de cada hecho, estamos para colaborar con la justicia, con policía, con todas las policías. Tenemos que ponernos a trabajar todos con todos los medios disponibles”, concluyó a medida que daba cuenta de la importancia del laburo conjunto, un estandarte que también fue enarbolado por el subcoordinador rural, el comisario Andrés Dore. En las tareas, entre otros, también pudo verse al titular de la SubDDI local, el subcomisario Fernando Lagano, y al jefe del Comando de Prevención Rural Olavarría, el comisario José Amézaga.