Olavarría a 30 km/h

El Municipio puede sentar un precedente nacional si el HCD aprueba el proyecto de ordenanza de la Asociación Civil “Somos amigos de la vida” y el bloque Foro Olavarría. Consiste en bajar la velocidad del tránsito en calles, avenidas y encrucijadas en esquinas y rotondas.


Por Marcos Pascua (*)

 

Hace poco más de un mes se celebró la Sexta Semana de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial, como te comenté en este mismo espacio, su lema fue “Calles para la vida” y tenía como objetivo concientizar a los gobiernos de los distintos países del mundo sobre los beneficios de reducir las velocidades de circulación en las ciudades.

 

Por qué Olavarría puede ser una de las ciudades pioneras de esta medida, cuáles son sus beneficios y qué ciudades en el mundo la han aplicado.

 

En los próximos días Olavarría puede sentar un precedente nacional si el HCD aprueba el proyecto de ordenanza presentado por la Asociación Civil “Somos amigos de la vida” presidida por Aníbal Federico y acompañado por el bloque de concejales del Foro Olavarría, que propone reducir las velocidades de circulación en calles, avenidas y encrucijadas en esquinas y rotondas a 30, 50 y 20 km/h respectivamente. Además, el proyecto menciona la necesidad de colocar señalización de la nueva velocidad donde corresponda.

 

Si bien, desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial se manifestaron a favor de esta medida y varias ciudades del país se han comprometido a estudiar su implementación, hasta ahora no se ha avanzado concretamente y por eso nuestra ciudad podría ponerse a la delantera en este sentido. El proyecto tomó estado parlamentario y pasó a ser estudiado por las comisiones de Infraestructura, Hacienda y Legislación.

 

Beneficios

 

De los beneficios de esta medida ya hablamos en detalle en una columna anterior, pero para recordarlos te voy a dejar un punteo:

 

– Reducir un 1% en la velocidad media del tráfico lleva a una reducción del 2% de los accidentes con lesiones, del 3% de los accidentes con lesiones graves y de un 4% de los accidentes fatales.

 

-Circular a menor velocidad disminuye la distancia de frenado.

 

-Una persona embestida a 50 km/h tiene el 80% de probabilidad de fallecer en el impacto, mientras que si es embestida a 30 km/h esas probabilidades se reducen al 10%.

 

Disminución en la contaminación sonora y ambiental.

 

Estimula los desplazamientos a pie y en bicicleta.

 

Antecedentes

 

España es el primer país en llevar adelante esta medida en todo su territorio, desde hace poco más de un mes, la medida llevada adelante en un principio por Madrid, Cuenca, Málaga, Barcelona o Pontevedra, ahora se aplicará a todas las ciudades de España. La medida derivó en una reducción del 40% de los siniestros viales y aumentó el tiempo de viaje sólo unos minutos, con lo que se demuestra que es una medida que no afecta a la fluidez.

 

Zonas 30

 

Las zonas 30 son áreas urbanas donde la velocidad máxima de circulación es de 30 km/h, a diferencia de una ciudad 30, es que en las zonas sólo se aplica a un sector determinado, no a todo el ejido urbano.

 

En México también se han establecido “Zonas 30” en las ciudades de Nueva León, Guadalajara, Zapopan y Los Mochis. En la zona de San Isidro, Lima, también cuenta con esta legislación, a la que se sumó Chile, en la comuna de Ñunoa.

 

En Europa, las zonas 30 se encuentran en Austria, Países Bajos, Suiza, Alemania, Bélgica y Francia.

 

La ciudad de Buenos Aires también cuenta con Zonas 30 en 47 manzanas con estrechamientos de carriles en intersecciones que obligan a disminuir la velocidad en las bocacalles. Además, la ciudad de Bahía Blanca también cuenta con este límite en algunas calles del microcentro.

 

Aplicación

 

En caso de aprobarse, la aplicación de estas medidas son más que importantes en materia de seguridad vial, el concepto de la movilidad está cambiando en el mundo y tiende a priorizar la seguridad y salud de las personas por sobre el tiempo de viaje.

 

Una medida de estas características lleva consigo un cambio más que importante en las costumbres de los usuarios de la vía pública y por eso requerirá de algunas medidas adicionales para asegurar su cumplimiento y de esta forma transformar el espacio público en un espacio seguro e inclusivo en forma gradual:

 

-Campaña de información y concientización de los usuarios de la vía pública, focalizado en automóviles y motocicletas durante un tiempo previo a la aplicación de la norma.

 

-Control de velocidad mediante cinemómetros (radares) fijos y móviles.

 

 

-Estrechamiento de calzadas mediante diversos métodos:

o             Pinturas estereoscópicas.

 

o             Orejas peatonales.

 

-Elevación de pasos peatonales: este tipo de obra pone el foco en la seguridad del peatón obligando a que los vehículos frenen al llegar al paso peatonal, es una obra eficaz y de menor impacto en comparación con los clásicos reductores de velocidad. Será suficiente con realizarlos solo en dos de las cuatro calles que llegan a una intersección generando orden en el cruce de los peatones.

 

 

Como más de una vez se ha mencionado en este espacio, las ciudades se han diseñado exclusivamente para los vehículos motorizados, en particular, los automóviles, lo que trajo consigo miles de víctimas viales, heridos y grandes costos económicos al Estado.

 

Peatones, ciclistas, niños y niñas, personas mayores, han perdido espacio en las ciudades modernas que tampoco les garantizan seguridad vial, por eso este tipo de medidas buscan devolver en forma gradual las ciudades a las personas, es un gran primer paso para pensar en una Olavarría inclusiva, sustentable y sostenible, por eso quien suscribe apoya esta medida y sugiere su aprobación.

 

(*) Ingeniero Civil – Tesista en Seguridad Vial – Promotor Comunitario de Seguridad Vial – Integrante de Asociación Somos Amigos de la Vida.