Olavarría: un plan de viviendas al que no acceden los sin techo

De esa manera se titula un artículo que referentes locales del Partido Obrero publicaron en el portal nacional Prensa Obrera.


En la jornada de este jueves en el portal web de Prensa Obrera, el diario digital del Partido Obrero que tiene inclusive su tirada semanal en papel, se publicó un artículo redactado por referentes locales de ese espacio, quienes dieron su opinión acerca de la situación habitacional de Olavarría, con el foco tanto en el reciente Plan TuVi lanzando desde el Municipio, como el conflicto con la toma de tierras que durante semanas sucedió en un predio del barrio Lourdes.

 

La nota cuenta con la firma de Yessica Almeida y Nicolás Adorno, y la compartimos completa a continuación:

 

El pasado fin de semana el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli (Pro-Cambiemos), anunció el lanzamiento del plan “TuVi”: plan de viviendas municipales por el cual se construirían unas 20 viviendas en una primera tanda. En una ciudad donde el déficit habitacional ronda las 4 mil familias está claro que la adjudicación de 20 casas no es más que una gota de agua en el desierto. Sin embargo, lo que despertó la indignación son las condiciones completamente excluyentes para acceder al sueño de la casa propia: uno de los requisitos de acceso es “poder acreditar como grupo familiar ingresos netos de entre 4 y 8 salarios mínimos vitales y móviles”, lo que equivale a decir que una familia debe tener un ingreso mensual de 100 mil pesos para poder aplicar.

 

Días después de la finalización de la toma de terrenos histórica en barrio Lourdes -que movilizó a más de 100 familias sin techo a luchar por una vivienda propia, algo jamás visto en Olavarría-, mientras se removían los escombros y carpas en los terrenos en disputa, Galli anunciaba este plan afirmando que “ganar $100 mil es razonable y un sector puede pagarlo”, donde además se debe poseer un ahorro de “al menos 1 millón de pesos para ingresar en la licitación” (verte.tv 28/06). Se trata de una política divorciada por completo de la realidad en la que se vive y contraria al derecho a la vivienda digna, necesidad agravada por las bajas temperaturas y por la pandemia que continúa en una meseta de 60 contagios diarios y sigue cobrándose vidas en la ciudad.

 

Está claro que este intento de cumplir con alguna de sus promesas de campaña en un año electoral es una política que margina a los/las más necesitados/as. Se invierte la finalidad social y pasa a ser una política a la que solo pueden acceder un grupo reducido de personas, mientras se fortalecer el negocio de la especulación inmobiliaria.

 

Desde el Frente de Todos, Guillermo Santillán (concejal, presidente del interbloque FdT) se sumó a las críticas contra el plan “TuVi”. Sin embargo, desde los nacionales y populares no han dado ninguna respuesta al problema del déficit habitacional. Podríamos recordarles que los requisitos para acceder al criticado plan del Pro son equivalentes a los exigidos por el Procrear e igual de excluyentes para el pueblo trabajador que no alcanza la canasta básica de pobreza. Lo que sí hicieron efectivamente fue reprimir toda organización de lucha por la tierra (Guernica) o pactar entre provincia y municipio para promover el desalojo de la toma del Barrio Lourdes, sin darles ninguna solución real a los vecinos.

 

No solamente ningún concejal opositor se acercó a los/as vecinos/as de la toma durante los dos meses y medio que se sostuvo, sino que Sergio Berni puso a disposición las fuerzas represivas de la Bonaerense para ejecutar el desalojo, como ya lo ha hecho en decenas de tomas en el resto de la provincia. El ministro de Seguridad de Kicillof usa el mismo slogan que el intendente Galli para denunciar penalmente la ocupación de terreno: “Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada”, siempre haciendo una aplicación del derecho en función de defender el interés social de la clase capitalista.

 

A contramano de las necesidades electorales del peronismo y el macrismo, la demanda habitacional de las familias trabajadoras no se resuelve con migajas de los presupuestos de ajuste que se votan mutuamente en el HCD o en el Congreso. Desde el Partido Obrero en el FIT-U impulsamos la inmediata urbanización y entrega en cuotas fijas y a tasa cero de los terrenos municipales reclamados por los vecinos del Barrio Lourdes. Proponemos la creación de un verdadero Banco de Tierras fiscales y ociosas bajo control de las organizaciones vecinales y de trabajadores. Desde la Asamblea por la Vivienda, que se organizó un año atrás, propusimos la creación de tasas contra la especulación inmobiliaria y el aumento del “impuesto a la piedra” a las cementeras y canteras para financiar, junto con fondos provinciales y nacionales, un plan de 500 viviendas sociales para Olavarría y sus localidades. Este Plan de viviendas únicas para las familias trabajadoras debe ser financiado sobre la base de suspender el pago de la deuda externa usuraria y fraudulenta.

 

Fuente Prensa Obrera