“El futuro del transporte ferroviario de cargas”

La Ferrocámara Empresaria de Ferrocarriles de Cargas emitió un comunicado en el que expresaron la voluntad de las actuales empresas concesionarias del servicio de seguir trabajando como operadores ferroviarios en una articulación público-privada.


En los últimos días se conoció la información de que el Ministerio de Transporte de la Nación oficializó la no renovación de las concesiones ferroviarias de carga mediante una resolución firmada por su titular, Alexis Guerrera.

 

En este marco, Ferrocarga -la organización que nuclea a los ferrocarriles de carga, incluido Ferrosur- emitió un comunicado en el que expresa la voluntad de las actuales empresas Concesionarias de seguir trabajando como Operadores Ferroviarios en una articulación público – privada.

 

En el documento expresaron:

Las empresas sustentan Contratos de Concesión ferroviaria integral de cargas, que incluyen el mantenimiento e inversiones en vías, vagones y locomotoras del Estado Argentino y propios, así como la operación y explotación comercial del transporte, sin subsidio alguno por parte del Estado Nacional, esto es, con los resultados de su emprendimiento. Las concesiones se otorgaron por un plazo original de 30 años, con una opción de prórroga a favor del Concedente por 10 años adicionales, que las tres empresas solicitaron según plazos establecidos en los respectivos contratos.

 

La Resolución N° 211/2021 del Ministerio de Transporte de la Nación, representa un paso importante para la implementación del régimen previsto en la Ley N° 27.132 para el mejoramiento del sistema ferroviario integral y dispone el rechazo del pedido de prórroga solicitado por las concesionarias.

 

La citada Resolución reconoce expresamente el importante nivel de actividad alcanzado por las empresas concesionarias, como así también el “estado de madurez de los procesos logísticos gestionados y la fidelización de la clientela”, por lo cual las invita a continuar como Operadores Ferroviarios en el nuevo sistema que implica la reasunción de la infraestructura por parte del Estado Nacional, aprovechando al mismo tiempo que las empresas privadas continúen aportando su experiencia técnica y empresaria acumulada durante tantos años.

 

Tal como se manifiesta en los considerandos de la citada Resolución, los ferrocarriles privados de carga que en conjunto cubren el 50% de la red actual, realizan el 70% del transporte ferroviario de cargas en Argentina y se complementan cada vez más con un ferrocarril público de fuerte impulso estatal y crecimiento en los últimos años.

 

En los comienzos las concesionarias recibieron una infraestructura con vías de más de 80 años de antigüedad y parque de locomotoras en gran medida inactivas, lográndose la recuperación del material rodante desde el inicio. En cuanto a la clientela, se partió de unos pocos clientes, que recurrían prioritariamente al transporte por camión.

 

La importante recuperación señalada quedó demostrada en el fuerte crecimiento del ferrocarril, que casi cuadruplicó el transporte (pasando de 4.500.000 toneladas en el año 1991, a las más de 16.100.000 toneladas en los últimos años), atrajo importantes inversiones de sus clientes sobre las redes ferroviarias que apostando al ferrocarril posibilitaron ese crecimiento.

 

Las empresas con presencia por hace casi tres décadas en el mercado ferroviario argentino, con más de 200 clientes satisfechos que año a año nos acompañan, con más de 3.400 colaboradores e inversiones realizadas por más de USD 740 millones, mantienen la intención y la voluntad de seguir trabajando como Operadores Ferroviarios aportando su expertise comercial, su eficiencia operativa y la continuidad en la aplicación de mejoras tecnológicas.

 

La experiencia de todos estos años ha puesto en evidencia que el nivel de negocio / transporte /densidad de carga en Argentina no permite repagar las inversiones que requiere una red ferroviaria que reviste una antigüedad de aproximadamente 80/100 años en promedio. Solo el Estado y una política de Estado para el sistema ferroviario permitirán que dichas inversiones se ejecuten.

 

Resta aún definir por parte de las autoridades las condiciones normativas y contractuales que regirán para los Operadores Ferroviarios, en un marco de seguridad jurídica y en un todo de acuerdo a los principios declarados por la Ley 27.132 y demás normativa aplicable, como así también que generen una mejora en las condiciones de competitividad del modo ferroviario, que permitan la operación con el aporte tecnológico e inversiones necesarias.

 

Las actuales concesionarias hemos trabajado y trabajaremos con el Estado Nacional para el logro de los objetivos previstos con el nuevo sistema a implementarse. La visión conjunta con el Estado hacia el mismo objetivo, podrá permitir un avance positivo hacia un mayor y mejor aporte del servicio ferroviario al transporte de las cargas en nuestro país.